Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La guerra de las banderas

El seleccionador de la sub 19, Ginés Meléndez, asegura que quitarle la bandera de Asturias a Muñiz fue una "orden de la casa"

Ginés Meléndez y Juan Muñiz no pensaron que un gesto como quitar una bandera fuera a ser tan polémico como está siendo. Ayer, Meléndez, seleccionador sub 19, no dejó a Muñiz, futbolista asturiano, que realizara el pasillo a los futbolistas checos ni que subiera a recoger el trofeo de campeón de Europa con la bandera de Asturias atada al cuello. Nunca se había dado esta situación. Tanto Villa como Mata en el Mundial, y Cazorla, en la Eurocopa de 2008, sacaron a pasear la bandera azul con la cruz amarilla de la Victoria para celebrar estos éxitos y nadie dijo nada entonces.

En las imágenes, Meléndez se acerca rápidamente a Muñiz y le quita la bandera sin aparente brusquedad. Los demás jugadores se quedan sorprendidos, pero el incidente no pasó a mayores. "Tenía una comunicación de la casa por la que ningún jugador podía subir a recoger la copa con una bandera que no fuera la española. Son normas de la Federación, pero se me olvidó decírselo a los jugadores", ha dicho esta mañana el entrenador, que ya tuvo otro suceso parecido en 2005, cuando Arizmendi, ahora futbolista del Getafe, celebró la victoria de los Juegos del Mediterráneo, con la bandera preconstitucional española, la del águila. Entonces no hizo nada, y ahora no quería verse sorprendido.

Ayer mismo, el propio Muñiz restó importancia al asunto: "Es un hecho al que no hay que darle más importancia. No nos habían dicho nada sobre las banderas autonómicas, pero al míster no le pareció bien que la sacara. No me molestó y después nos dimos un abrazo en el vestuario. Ginés es un gran entrenador, que además nos enseña en el aspecto personal", aclaró el jugador tras el desafortunado suceso.