Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Real cae de falta directa

Un gol del Toulouse en la recta final provoca en el mal campo de Dax la primera derrota de la pretemporada

La primera derrota de la Real Sociedad llegó ayer de falta directa. Ocurrió en la recta final del partido disputado en Dax contra un Toulouse, al que superó en juego. En realidad, la suerte debió ser otra, pero los donostiarras no se ponen de acuerdo con el marcador en los dos últimos encuentros. La pasada semana, tampoco hizo tantos méritos ante el Ajaccio y acabó imponiéndose por goleada. Ayer, ocurrió lo contrario, mejoró el tono pero el lanzamiento de Tabanou, difícil de parar, decidió el encuentro.

Tuvo la Real un rival de crédito, que le complicó las cosas y donde se notó especialmente el juego, o dicho de otra manera la brega, de Sissoko. Para hacer frente al Toulouse, el cuadro de Montanier acertó a crear las ocasiones, pero no estuvo acertado en la recta final, y eso se paga también en Francia.

TOULOUSE 1 - REAL SOCIEDAD 0

Toulouse: Ahamada; Congre, Fofana, Abdemour, M'Bengue; Devaux, Machado (Regattin, m. 66); Sirieux (firmin, m. 77), Sissoko, Tabanou; y Bulut (Pentecote, m. 66).

Real Sociedad: Toño Ramírez (Zubikarai, m. 46); Estrada (Carlos Martínez, m. 77), Demidov (Ansotegi, m. 62), Ansotegi (Mikel González, m. 32), Cadamuro (De la Bella, m. 77); Elustondo (Aranburu, m. 77), Zurutuza (Ros, m. 77), Aranburu (Illarramendi, m. 16); Iker Hernández (Agirretxe, m. 46), Agirretxe (Llorente, m. 32) y Sarpong (Ros, m. 77).

Gol: 1-0, m. 71: Tabanou, de espectacular libre directo desde la frontal.

Árbitro: Dos Santos. Amonestó al local Fofana (m. 60) y al visitante Cadamuro (m. 70).

Más de mil espectadores en el estadio Maurice Boyau de la localidad francesa de Dax. Césped irregular.

Puede defender la Real Sociedad que el amistoso se libró en un escenario manifiestamente mejorable. De hecho, estuvo a punto de provocar la tragedia de la tarde cuando el capitán Aranburu se retiró con molestias en una de sus rodillas. Tras ver la acción, en un campo más irregular de lo permitido, los guipuzcoanos se temieron lo peor. Sin embargo, el centrocampista se recuperó hasta el punto de volver a jugar los últimos minutos.

No fue un amistoso para provocar alegrías entre el público asistente, sobre todo de salida. La ausencia de oportunidades explica el cuadro de situación que se vivió en Dax antes de llegar al descanso. Quizá la excepción sea la ocasión de que dispuso Agirretxe. Con los cambios, la Real se movió con más soltura, trenzando algunas combinaciones de mérito pero sin agobiar al rival.

Pese al resultado, con una derrota que tampoco es para rasgarse las vestiduras en función del juego desplegado, en la grada hubo ocasión para mantener los diálogos sobre el futuro de Griezmann, ahora con la selección de su país. La preocupación en la Real Sociedad no acaba de disiparse porque la oferta del Atlético de Madrid va a acabar por llegar. Otra cosa será el comportamiento del delantero francés ya que la decisión por parte del consejo de Aperribay está muy clara.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.