Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

"No soy yo el malo de esta película"

Agüero se despide de la afición rojiblanca en una entrevista en su web personal en la que afirma que "lo que pasó no fue bueno para nadie"

"No soy yo el malo de esta película, aunque algunos se hayan empeñado en que así parezca". Por primera vez desde que desembarcase en el Manchester City, -más allá de los 140 caracteres de Twitter con los que anunció su despedida del Atlético-, Kun Agüero se ha pronunciado sobre su polémica marcha del Calderón en una extensa entrevista publicada en su página web personal. Más que una despedida, un alegato final en su propia defensa. Según el delantero argentino, su volcánica salida del Atlético no fue responsabilidad suya: "Yo había dicho que cuando quisiera irme lo haría público. Y eso hice. Lo que pasó después creo que no fue bueno para nadie. Las circunstancias que se dieron con mi anuncio hicieron que la salida se produjera de una manera extraña y no de la forma que me hubiera gustado".

Después del comunicado en el que anunció a bombo y platillo su voluntad de dejar el club madrileño, emitido el pasado 23 de mayo, justo después de la última jornada de Liga, su salida se convirtió en un folletín veraniego. El pacto de no agresión entre Miguel Ángel Gil Marín, consejero delegado del Atlético, y Florentino Pérez, presidente del Madrid, impidió un salto al otro lado del Manzanares; la oferta del Juventus resultó insatisfactoria y el destino final fue, con toda probabilidad, el menos deseado por Agüero: el Manchester City del jeque Sheik Mansour. Mientras, el Atlético iba repitiendo que Agüero seguía siendo jugador del club hasta el principio de la semana pasada, cuando la ausencia del Kun, al que se esperaba en la concentración colchonera, hizo patente la separación. "Sentí que una etapa había terminado, que necesitaba un cambio. Porque si de algo estoy seguro es que me hubiera traicionado a mí mismo si le ponía un límite a mi deseo de seguir creciendo", afirma Agüero en una entrevista en la que las cinco preguntas y las correspondientes respuestas ahondan en la mala gestión de su salida.

"Algunos del club en quienes yo había confiado no cumplieron con su palabra, e incluso hicieron declaraciones públicas que me hicieron daño porque faltaron a la verdad. Dijeron cosas que pudieron herir a la afición", prosigue el argentino; "tuve la posibilidad de no firmar la renovación y quedarme con el pase en el 2012. Sin embargo, yo personalmente decidí renovar. Y ahora, con el traspaso, al club le entró un dinero importante". A las arcas del Atlético llegaron 45 millones de euros, el tercer mayor fichaje de la Premier después de los 94 millones pagados por el Madrid al Manchester United por Cristiano y los 58 del Chelsea al Liverpool por Fernando Torres. "Yo quise firmar, renovar, como una forma de devolver al club y a todos los colchoneros todo lo que me habían dado. Pero también es cierto que en ese momento el club se comprometió a que cuando yo dijera que quería irme, facilitaría mi salida. Lamentablemente eso no sucedió y complicó las cosas", zanja El Kun.

Tras su defensa, Agüero reserva las últimas líneas para subrayar el cariño que siente por la afición y sus viejos compañeros: "Tengo para la institución, sus empleados, mis compañeros y la afición solo agradecimiento [...]. Les doy las gracias a todos, en especial a todos los españoles que siempre me hicieron sentir como en mi casa. Vivir en España me ha hecho crecer como persona, mi hijo nació allí.... Voy a extrañar a España pero sé que en algún momento nuestros caminos volverán a cruzarse". Posiblemente, cuando las malas sensaciones dejadas por este largo verano vayan desapareciendo. "El tiempo todo lo cura y pondrá las cosas en su lugar", es la esperanza del Kun.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.