Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Barça mantiene el tipo en Múnich

El equipo azulgrana, plagado de jugadores del filial, se gana el pase a la final en la tanda de penaltis

El Barcelona mantuvo sus constantes de juego ante el Internacional de Porto Alegre y acabó ganándose el pase a la final de la Copa Audi en Múnich. Venció por 4-2 en la tanda de penaltis que hizo necesaria el empate a dos con el que acabó el partido. Guardiola volvió a formar con equipos totalmente diferentes en cada mitad y además no contó con buena parte de los titulares, desde los que han participado en la Copa América, hasta Xavi, Puyol y Piqué, que presenciaron el partido desde la banda.

El equipo azulgrana no arrolló pero fue muy superior al Porto Alegre en la primera parte. El triángulo formado por Thiago, Keita e Iniesta en el centro del campo controló por completo el juego. El trío, amparado por el empaque de Fontàs y Busquets en el eje defensivo, se adueñó del juego. Suyo fue el control, las mejores triangulaciones, el dominio, varias ocasiones y el primer gol. Thiago abrió el marcador en una acción de pizarra. Iniesta lanzó con rapidez una falta desde la frontal del área, su pase de primeras lo tocó Busquets para el desmarque de Thiago, que definió de maravilla. Afellay envió un remate al palo y el equipo transmitió buenas sensaciones.

BARCELONA, 2 -INTERNACIONAL DE PORTO ALEGRE, 2

Barcelona: Valdés (Pinto, m.46); Riverola (Balliu, m. 46), Fontàs (Rosell, m. 46), Busquets (Armando, m. 58), Maxwell (Abidal, m. 46); Thiago (Carmona, m. 58), Keita (Espinosa, m. 63), Iniesta (Jonathan dos Santos, m. 46); Cuenca (Pedro, m. 46), Jonathan Soriano (Villa, m. 46) y Afellay (Jeffren, m. 46).

Porto Alegre: Muriel; Bolívar, Moledo, Nei (Zé Maria, m. 83), Kléber; Bolatti (Goison, m. 68), Ellton (Bolart, m. 46), D'Alessandro (João Paulo, m. 83), Andrezinho (Luca Rocha, m. 83); y Damião.

Goles: 1-0. M. 15. Thiago. 1-1. M. 55. Nei. 2-1. M. 63. Dos Santos. 2-2. M. 84. Damião.

Árbitro: Feñix Brych. Mostró tarjeta amarilla a Moledo, Busquets y Tinga.

Allianz Arena de Múnich. Unos 60.000 espectadores. Primer partido de la Copa Audi. El Barcelona se clasifica para la final al vencer por 4-2 en los penaltis. Maracaron Villa, Dos Santos, Carmona y Armando y solo falló Jeffren. Por los brasileños, marcaron Kléber y João Paulo y fallaron Damião y Zé Maria.

El Barcelona se fue apagando a medida que fueron desapareciendo de escena sus mejores hombres. Los brasileños, muy apagados en el primer tiempo, subieron de revoluciones en la segunda parte y, pese al flojo papel de D'Alessandro, acabaron aprovechando el progresivo desmoronamiento de su rival. Nei empató tras un rechace de Pinto. La media con la que acabó el Barça fue la formada por canteranos: Carmona, Espinosa y Dos Santos. El mexicano, tras se reivindicó con un tanto fabricado por Carmona.

Pero el juego del Barcelona ya no era el mismo. El Porto Alegre trenzaba y llegaba al área con relativa facilidad. Andreizinho avisó con un envío al palo, Abidal, con un despeje bajo palos, enmendó un primer error de Pinto. Pero en el inmediato saque de esquina, el portero gaditano volvió a fallar y permitió que Damião, desde el interior del área pequeña, cabeceara con comodidad a la red. En la tanda de penaltis, falló Jeffren; pero los brasileños Damião y Zé Maria también y el joven central Armando estableció el definitivo 4-2 que puso al Barça en la final del torneo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.