Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Barça lo gana todo

El equipo azulgrana completa un curso redondo tras los triunfos de la Copa del Rey y la de España.- El técnico Marc Carmona y Jordi Torras, una de las estrellas, explican un éxito tras 32 años de ayuno

El Barcelona Alusport es el mejor de España. Al ganar el quinto partido de la final frente al Caja Segovia por 3-2 en el Palau azulgrana se ha proclamado vencedor de la Liga (3-2 el resultado de la final, al mejor de cinco) y ha sellado con otro triunfo una temporada inolvidable para la institución catalana, que celebra su decimocuarto título del año; tres del fútbol, otras tantas del baloncesto y del fútbol sala, dos del balonmano y del hockey, y uno del fútbol femenino. Se trata de la temporada más excelsa en la historia del club, que ha mejorado la marca ya estratosférica del año pasado (12 laureles).

Cuando, en octubre de 1978, el Barcelona creó una sección de fútbol sala bajo la égida del entonces presidente Josep Lluis Núñez, pocos imaginaron que tendrían que esperar tres décadas para ver el primer título, la Copa de España de este curso, al que se añadiría la Copa del Rey y, esta noche, la Liga. "El cambio decisivo fue con la elección de Joan Laporta como presidente y Rosell de vicepresidente. Supieron ver que el fútbol sala era un deporte en alza y que, en el ambiente catalán, podía ser bien recibido por la masa social", explica Carmona, el técnico del Barça y artífice de la escalada azulgrana hasta la cima del deporte indoor. Durante sus siete años en el banquillo, ha conseguido llevar al Barcelona a la División de Honor e instalarlo en ella como equipo puntero. "El de hoy ha sido el partido más importante de la historia para esta sección, pero fue un proyecto que ha madurado con los años. Con Laporta llegó el dinero, pero no tiramos la casa por la ventana la primera temporada, sino que pusimos las bases para algo duradero", explica Carmona.

Como un padre que ve a su hijo crecer día tras día, para Carmona resulta difícil describir con una pincelada los enormes cambios que se han producido en ese tiempo. Lo tiene más fácil Jordi Torras, uno de los fichajes clave del último curso. El ala se fue del Barça precisamente en 2003, con el equipo en la División de Plata, y ha vuelto, con 30 años, el año de máximo esplendor, contribuyendo con 21 goles al triunfo azulgrana. "Entonces, compartíamos los vestuarios con otras secciones, teníamos horarios muy malos para entrenarnos, solía ser después de las 10 de la noche, y casi nadie vivía de esto. Ahora somos profesionales al 100%". En el Barcelona todos viven del dinero que cobran con el deporte y los mejores, cuenta Torras, pueden incluso planear su futuro después de la retirada. "Es lo normal para un club como este. En el Barcelona, la excelencia, querer ganar, siempre debe ser una exigencia y esto se logra con un ambiente competente", afirma.

Ambición y, por supuesto, inversión. Junto a Torras desembarcó en el equipo azulgrana también el pívot brasileño Wilde, pichichi las dos anteriores temporadas con 35 y 36 goles, y máximo realizador de su equipo este año con 30. El fichaje del campeón del mundo costó 250.000 euros. "Cada año integramos al equipo uno o dos estrellas", remarca Carmona; "este año fueron él y Torras, pero no se puede olvidar a Javi Rodríguez, que apostó por este proyecto desde el principio, en 2006, y Fernandao, que llegó un año después".

Según Carmona, también se ha primado la cantera, con la sección de fútbol como referencia, para que el equipo tenga las bases para seguir compitiendo con los clubes que han dominado históricamente el mundo del fútbol sala. Es decir, con el Inter Movistar, de Alcalá de Henares, y ElPozo, de Murcia. "Tenemos tres chavales en la sub 18 y otros tres en la sub 21", afirma satisfecho. Bajo este punto de vista, Torras es más pragmático: "Fichar a los mejores jugadores ha permitido ganar títulos. La cantera es muy buena, pero se puede empezar a pescar de allí ahora, para apuntalar a un equipo que ya ha llegado a lo máximo". Lo máximo, se entiende, en ámbito nacional. La próxima parada se llama Europa. "No hay que desaprovechar esta ocasión, hay que ganar títulos fuera de España", afirma Torras. El equipo de fútbol sala es la única de las secciones profesionales del club que no tiene todavía una Copa de Europa. Quedan retos por cumplir.