Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un servicio demoledor

Del Potro, rival de Nadal, es el segundo mejor en puntos ganados con primer saque

Igual que casi todos los españoles anteriores a Rafael Nadal, el argentino Juan Martín del Potro, su rival de octavos este lunes, está en Londres armado de excusas para explicar cualquier problema, cualquier mal resultado, cualquier disgusto, incluidos esos seis días seguidos que le ha tocado jugar por culpa de las interrupciones de la lluvia. "Los sudamericanos lo intentamos, pero para nosotros no es fácil jugar en hierba", dice. Esas palabras, sin embargo, son solo una cortina de humo. Del Potro, ex número cuatro y hoy número 21 del mundo, tiene armas para dañar a cualquiera. Solo el checo Berdych logra más puntos con el primer saque que él (86%) en Wimbledon. Solo otros dos tenistas de los que siguen vivos en el torneo han disparado más aces (56). Y solo cuatro han superan la velocidad de su tiro más rápido: 214 kilómetros por hora.

El gigante de Tandil sufre sobre césped. El bote bajo de la pelota le obliga a inclinar el espinazo (1,98m). Los resbalones le castigan los costados. La inestabilidad, la musculatura. Si el encuentro se disputa en el movimiento, Delpo sudará tinta china. Si el argentino logra anclarse sobre la línea de fondo, Nadal peleará cuerpo a cuerpo. Del Potro tiene dinamita, corazón y carácter.

"Para mí", dijo el campeón del Abierto de Estados Unidos 2009, que esta tarde se felicitaba por el sol que iluminaba Londres y por haber llegado a cuarta ronda por primera vez en su carrera; "jugar contra el mejor del mundo será un reto". "Tendré que jugar un tenis increíble, perfecto. Estoy mejorando día a día. Es una buena señal para el futuro. Sigo aprendiendo a jugar en hierba. Estoy siendo más agresivo".

Nadal, dolorido en la pierna derecha, sobre la que se emplea su fisioterapeuta, ataca una segunda semana llena de interrogantes. Está el asalto al título. Está la defensa del número uno, que perderá si no gana Wimbledon o el serbio Djokovic está en el partido definitivo. Y está, por supuesto, Del Potro, el primer escollo, todo un miura. "Es un rival durísimo", dijo el mallorquín. "Es uno de los mejores del mundo. Para mí, cuando está sano, está entre los cinco mejores. Sé que no he tenido suerte al enfrentarme con él en octavos".

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.