Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Montanier, ataque y cantera

El nuevo entrenador de la Real Sociedad apuesta por los jóvenes y por el juego de toque

Portero antes que entrenador, el francés Philippe Montanier llega a la Real Sociedad después de dirigir durante cinco años al Boulogne, al que consiguió subir de Tercera división a Primera, y dos al Valenciennes, con el que ha terminado en el puesto duodécimo de la Ligue 1. Con 43 años, el normando no es mediático, sino que prefiere hablar a través de sus equipos, que suelen estar llenos de jugadores salidos de la cantera. Una marca de la casa. "Es un técnico que no tiembla a la hora de sacar nuevas generaciones al campo", explica el redactor jefe de L'Equipe, Joël Domenighetti, que añade: "Pertenece a la generación de los entrenadores de 40 años que apuestan por un juego ofensivo. Le gusta el ataque, pero no tiene ningún problema en enfrentarse a los grandes poniendo a 10 jugadores atrás. Aunque su sistema predilecto es el 4-3-3". Una táctica que salió bien en el partido frente al Lille de Rudi García -el campeón de la Liga francesa y la Copa-; empataron a uno y recibieron los elogios de la prensa. Montanier es el segundo entrenador francés que pasa por el equipo vasco, antes lo hizo Raynald Denoueix que, en la temporada 2002/2003, compitió hasta el final con el Real Madrid por el título de Liga y fue despedido en la siguiente temporada por los malos resultados en la Liga y tras caer en octavos de la Liga de Campeones.

El jugador francés del Valenciennes, José Sáez -con raíces españolas-, cuenta por teléfono que se quedaron "alucinados" al enterarse de la marcha de Montanier. "El domingo, al despedirse, nos dijo que nos llamaría para la próxima temporada. Y el lunes, supimos que se iba a la Real Sociedad. ¡Nos sorprendió muchísimo!", explica. "Es que es muy reservado aunque tiene humor", explican desde su entorno; "no se lo había dicho a nadie salvo a Michel Trion". Trion es su segundo, su brazo derecho y su sombra, el que se encarga de la preparación individual de los futbolistas y que le acompañará en la aventura vasca.

Sáez no contemplaba su marcha, pero también revela que Montanier es un enamorado del campeonato español. "Siempre hablaba de la Liga y del Barcelona", aclara. El juego azulgrana es uno de sus principales referentes. "Prefería que los jugadores tocáramos el balón y comenzásemos las jugadas desde atrás, toque a toque, como el Barça", conviene José Sáez, que también remarca su debilidad: "Ha subido al primer equipo a cinco jóvenes de la cantera, dos de ellos de 18 años. Y ambos han jugado casi todos los partidos de la segunda vuelta". Pero siempre con el juego sugerente como ideario. "Le gusta mucho la técnica, el 95% de los goles que ha marcado el Valenciennes ha sido en jugadas colectivas; y el 5% restante, a balón parado", añade Domenighetti. Por eso, la Liga podía con todo. "Para Montanier es un sueño. Ha decidido marcharse del Valenciennes, donde tenía todo el apoyo del club e incluso un nuevo estadio", interviene de nuevo Domenighetti.

¿Le echarán de menos en el Valenciennes? "Jaja, lo que le deseo es suerte. En Francia no es como en España, que cuando pierdes cinco partidos te echan a la calle", contesta Sáez. Con el deber de aprender castellano, Montanier tiene claro su librillo, casi siempre al ataque. Y con los jóvenes.