Bolt mantiene el paso

El jamaicano repite el mismo tiempo (9,91s), aunque con viento en contra, en su segundos 100m de la temporada

Usain Bolt ha vuelto a correr, a ganar y a parar el crono en 9,91s en la reunión de Ostrava (República Checa), su segunda carrera del año tras nueve meses sin competir camino de los Mundiales de agosto en Corea del Sur. Esta marca no habla del mismo Bolt que contaba sus carreras por récords, pero sí de un atleta que progresa: en la ciudad checa corrió con un ligero viento en contra y, sobre todo, se impuso al hombre más rápido del año, su compatriota Steve Mullings (9,89s esta temporada, 9,97s en Ostrava).

Viendo ese 9,91s brillar en el marcador del estadio se puede pensar que la carrera del plusmarquista mundial fue idéntica a la de hace cinco días en Roma. Viendo el show que monta antes de colocarse sobre los tacos -bailoteos, cambio de camiseta para enseñar esos nuevos músculos que tanto gimnasio le han costado y que le ayudan a corregir sus problemas de espalda-, también. Pero no ha sido así. Sobre todo porque ha salido mejor de los tacos, aunque este sigue siendo el mayor problema del mejor corredor: tardó 0,158s en salir de los tacos, frente a los 0,174s de la capital italiana.

A pesar de ello en Ostrava también ha tenido que trabajar. Lejos de la facilidad pasmosa con la que Bolt dejaba atrás a sus rivales antes de las lesiones del año pasado, con la que sumaba triunfos, en los Juegos de Pekín 2008 y en los Mundiales del año siguiente, a veces incluso dejándose llevar en los últimos metros, ahora tiene que tirar más que nunca de su poderosa zancada para imponerse. Ayer, como en Roma, lo hizo en los 25 últimos metros, y con un gesto de esfuerzo desconocido en él.

"Ha estado bien", ha dicho el velocista a la agencia Reuters después de la carrera; "Me he sentido mucho mucho mejor. Esperaba un tiempo mejor pero estoy contento".

El ambiente tampoco ha sido el mismo que en Roma. Si en la capital casi 50.000 aficionados ocuparon las gradas del Estadio Olímpico para asistir al regreso del rayo jamaicano, que siempre es un espectáculo, ayer apenas unos miles de checos se habían desplazado al coqueto estadio, famoso por la rapidez de su pista y donde se ha batido más de un récord del mundo. Los 21º también presagiaban una gran carrera. No lo fue, al menos no tan buena como se espera siempre de Bolt, pero el rayo jamaicano lo celebró como si hubiera batido otro récord.

Bolt durante la carrera de 100m celebrada en Ostrova (República Checa).
Bolt durante la carrera de 100m celebrada en Ostrova (República Checa).JOE KLAMAR (AFP)

Campbell-Brown es la más rápida

La estrella inesperada de la reunión ha sido Verónica Campbell-Brown. La velocista jamaicana ha logrado el mejor tiempo del año en los 100m (10,76s).

El cubano Dayron Robles, la otra gran atracción de la cita, ganó los 110m vallas, pero lejos aún de su mejor versión, aquella que le llevó a batir el récord del mundo, 12,87s, en esta misma pista en 2008. El plusmarquista mundial y campeón olímpico, que hace unos días logró la mejor marca mundial del año (13,07s) se impuso con unos pobres 13,14s. "No estoy satisfecho porque he corrido mucho mejor aquí otras veces. Estoy muy cansado", ha declarado.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS