Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Cuando perdíamos, solo perdía Lotina"

El técnico vasco se despide contrariado del Deportivo, ya en Segunda, y denuncia que "todo ha sido perjudicial" para su equipo

"Asumo mi culpa, pero cada uno debe asumir también sus responsabilidades". No ha sido del todo plácida la despedida de Miguel Ángel Lotina del Deportivo, que el pasado domingo certificó su descenso a Segunda División tras caer en Riazor frente al Valencia. En la rueda de prensa de su despedida, el técnico vasco ha apuntado a los resultados, a los arbitrajes y al escaso respaldo que ha recibido como factores decisivos en la pérdida de la categoría del equipo gallego 20 años después de su retorno a Primera.

"Todo ha ido en contra del Depor, no nos ha favorecido nada", ha subrayado después de leer un escueto comunicado de agradecimiento; "por la razón que sea, todo ha sido perjudicial". Después de cuatro temporadas al frente de la nave deportivista, el preparador de Meñaka se marcha con un sabor agridulce. "No ha descendido Lotina, ha descendido el Depor, y el Depor somos mucha gente", ha manifestado.

Para Lotina, que sucedió a Joaquín Caparrós en el banquillo, esta temporada "ha sido un un poco especial. Cuando perdíamos, solo perdía Lotina. Los jugadores preguntaban a los ayudantes: ¿cómo está el mister? Hasta las de la limpieza me animaban. Y eso ha repercutido de forma muy negativa en el equipo. Hay que responsabilizarse todos", ha incidido.

No obstante, el entrenador vizcaíno ha admitido que "estaba convencido de que íbamos a ganar. Tuvimos ocasiones muy claras y ahora es muy difícil asimilarlo. Recuerdo que hablé con los jugadores en la primera vuelta y les dije que iban a hacer falta 45 puntos para salvarnos. Me olía muy mal esta liga", ha zanjado Lotina.