Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ajax depende de sí mismo para poner fin a su sequía

El conjunto de Ámsterdam será campeón, siete años después, si gana los dos últimos partidos de la 'Eredivisie'.- Rangers y Celtic empatan (0-0) en el 'Old Firm'

Todo parece indicar que la Liga holandesa va a tener un final de infarto. Un final en el que el Ajax, el equipo más laureado de la historia de la Eredivisie, tiene en sus propias manos acabar con una sequía liguera de siete años. Demasiado tiempo sin ganar para un equipo que tiene en sus vitrinas 29 Ligas y cuatro Copas de Europa. El cuadro ajaccied, entrenado por el exbarcelonista Frank De Boer, ha goleado hoy al Excelsior (4-1) y, aunque es segundo a un punto del Twente -líder y vigente campeón-, quedan dos jornadas y ambos se enfrentarán en el cierre del torneo.

El Ajax, por lo tanto, depende de sí mismo. Si gana el próximo domingo en su visita al Heerenveen y es capaz de batir al Twente en el último partido será campeón. Eso sí, por la misma regla de tres, también depende de sí mismo el líder, que incluso podría proclamarse campeón la próxima semana si gana en casa al Willem II, colista y ya descendido, y pierden Ajax y PSV, el tercero en discordia. El equipo de la Phillips ha dejado escapar hoy buena parte de sus opciones ante el Feyenoord, que le ha ganado 3-1. Con esta victoria, el equipo de Rotterdam ha devuelto en parte al PSV el duro golpe que este le asestó en la ida, cuando se impuso en Eindhoven con un humillante 10-0. Así, en una única jornada, el PSV ha pasado de líder a tercero, de apuntar a la Eredivisie a esperar dos carambolas.

Todo por decidir en Escocia

Nada cambia en la Premier escocesa, después de que el derbi de Glasgow entre Rangers y Celtic, conocido como Old Firm, haya acabado en empate a cero. El partido llegaba en un momento tenso, después de que esta semana se conociera que alguien envió en marzo un paquete bomba al entrenador de los visitantes, Neil Lennon. El explosivo, así como otros dos que fueron enviados a dos conocidos hinchas del equipo, fue interceptado a tiempo por la policía.

En lo estrictamente futbolístico, todo podría haber acabado hoy de manera muy diferente en Ibrox Park, ya que el griego Georgios Samaras, del Celtic, ha dispuesto de un penalti en el minuto 83. El meta local, Allan McGregor, ha detenido su lanzamiento, permitiendo al Rangers conservar el liderato liguero con 81 puntos. El Celtic, no obstante, tiene solo uno menos y ha jugado 33 partidos, por 34 de su rival. Así, a falta de cuatro jornadas para bajar el telón del torneo, los católicos dependen de sí mismos para acabar proclamándose campeones después de dos temporadas viendo ganar a sus vecinos protestantes.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.