Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nuyens se lleva el Tour de Flandes

El ciclista belga se impone al 'sprint' al francés Chavanel y al suizo Cancellara

El belga Nick Nuyens, compañero de Alberto Contador en el Saxo Bank, consiguió hoy el mayor éxito de su carrera deportiva al ganar el Tour de Flandes, uno de los monumentos del ciclismo mundial, disputado sobre un recorrido de 256 kilómetros y 18 "muros" entre Brujas y Meerbeke.

Vencedor reciente de la clásica A Través de Flandes, Nuyes, de 30 años, entró en el corte decisivo, a tres kilómetros del final, y batió a sus compañeros de aventura, el suizo Fabian Cancellara, vencedor el año pasado, y el francés Sylvain Chavanel para imponerse en un tiempo de 6h 00,42m Chavanel fue segundo, por delante de Cancellara, campeón mundial y olímpico contrarreloj, que no pudo revalidar su éxito del pasado año pese a que puso toda su potencia en los últimos kilómetros.

Transcurridos 60 kilómetros el pelotón consintió que se fueran Roger Hammond (Garmin Cervelo), Jeremy Hunt (Sky), Stefan van Dijck (Veranda's Willems), Mitchell Docker (Skil-Shimano) y Sébastien Turgot (Europcar). Al paso por el segundo "muro", el Nokereberg (kilómetro 80) tenían seis minutos de ventaja. El grupo, comandado por el Quick Step y el Saxo Bank, no dejó que la diferencia aumentara. La fuga se fue disolviendo. Quedó arriba un trío con Hammond, Docker y Turgot, pero el paquete de favoritos, reducido ya a unas sesenta unidades, desbarató la aventura con 80 km por delante.

El belga Philippe Gilbert comenzó a moverse arriba y seleccionó a una docena de corredores entre quienes estaban Cancellara, Tom Boonen, Thor Hushovd, Juan Antonio Flecha, Sylvain Chavanel y Simon Clarke. El grupo delantero se fue fraccionando a medida que se sucedían los ataques. Chavanel abrió un hueco de 44 segundos a 40 km de meta, Boonen también hizo su apuesta, a la que respondió Cancellara, que se fue en solitario en busca de Chavanel y lo alcanzó a 30 km de la llegada, todavía con dos "muros" por delante, el Kapelmuur y el Bosberg.

La carrera se convirtió en una prueba de persecución: Cancellara y Chavanel contra un grupo selecto con Tom Boonen (QuickStep), Edvald Boasson (Sky), Lars Boom (Rabobank), Van Avermaet (BMC), Bjorn Leukemans (Vacansoleil) y Filipo Pozzato (Katusha), que estaba a 38 segundos. El entendimiento entre Chavanel y Cancellara fue perfecto. El margen creció hasta los 50 segundos a 18 kilómetros de la meta, pero en apenas cuatro kilómetros se esfumó. En pleno ascenso al Kapelmuur sobre el adoquiado, se les echó encima en primer grupo. La carrera volvía a empezar a 15 km de metan con opciones abiertas a todos los favoritos.

Gilbert atacó a fondo en el Bosberg y abrió hueco a 11 km de la llegada pero poco después, con el viento de cara, se resignó a ser alcanzado por una decena de corredores. Cancellara volvió a atacar poco antes de la pancarta de los tres kilómetros y se llevó consigo a Chavanel y a Nick Nuyens, que, con las fuerzas más enteras, acabó derrotándolos a los dos.