_
_
_
_

Y Mou felicitó a Preciado

El portugués entró en el vestuario visitante a dar "la mano a todos"

A Manuel Preciado le tiraron toda el agua que quedaba en las botellas en el banquillo cuando el árbitro pitó el final. Luego entró al campo a abrazar uno por uno a sus jugadores. Y finalmente se despidió de los 2.000 hinchas del Sporting que había en el Bernabéu. Llevaba el conjunto asturiano 16 años sin ganar en Chamartín. Lo había hecho la primera vez en la temporada 1947-48. "Eran dos, hoy son tres, cojonudo", dijo Preciado en sala de prensa. "Antes que nada quería decir que Mourinho ha venido al vestuario a felicitarnos por la victoria y ha dado la mano a todos", comentó el técnico del Sporting. Durante el encuentro, sin embargo, ni uno ni otro preparador acudió al banquillo de su colega para el tradicional apretón de manos.

Más información
"Esto es fútbol y mañana es domingo"
El Madrid se queda sin plan

Precisamente ha sido Preciado, al que Mourinho había acusado en octubre de jugar con los suplentes ante el Barça y regalar el partido en el Camp Nou, el que ha conseguido frenar la racha de resultados en casa del Madrid, que lo había ganado todo esta temporada en el Bernabéu en Liga, y el récord del técnico portugués. "Yo no tengo ningún problema con Mourinho. Si viene a saludarme, porque está en su casa, yo encantado", explicó el entrenador rojiblanco los días antes del encuentro.

"Ganar aquí no está al alcance de casi nadie. Los puntos aquí valen lo mismo que en cualquier otro sitio, pero es tremendamente más difícil sacarlos en este estadio", analizó. "A mis jugadores no le hacen falta motivaciones extras, se les ponen los pelos de punta cuando juegan en el Bernabéu o en Mestalla...", añadió. "Y ahora me dejáis marchar ¿No?", dijo antes de levantarse. "Suerte al Madrid para el partido del martes", fueron sus últimas palabras.

El entrenador del Sporting de Gijón Manuel Preciado celebra con sus jugadores Gregory Arnolin y Raúl Domínguez la victoria de su equipo ante el Real Madrid.
El entrenador del Sporting de Gijón Manuel Preciado celebra con sus jugadores Gregory Arnolin y Raúl Domínguez la victoria de su equipo ante el Real Madrid.ÁNGEL DÍAZ (EFE)
Vídeo: AGENCIA ATLAS

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_