REAL MADRID 74-73 GRAN CANARIA

Llull salva al Madrid

El equipo de Molin se impone por un punto al Gran Canaria y con un polémico final

"A ocho segundos, jugáis un pick and roll (bloqueo y continuación)", ordena Pedro Martínez, el entrenador del Gran Canaria, que cae por uno (74-73) ante el Madrid cuando ya solo queda un suspiro (16 segundos). El movimiento se inicia cuando lo quería el técnico y tiene la consecuencia deseada: falta de Llull. Quedan ocho segundos. La última posesión puede ser del Gran Canaria. El equipo visitante la juega atacando la canasta. Nelson lleva el balón con decisión y lo pierde. El estadounidense reacciona como un resorte. Se dirige airado a los árbitros. Se queja de un estacazo de Felipe Reyes. Una y otra vez golpea su brazo izquierdo con la mano del derecho. Es posesión para el Madrid. Es la victoria (74-73) del equipo entrenado por Emanuele Molin, que el martes volverá a jugar, en los cuartos de la Euroliga y contra el Valencia (1-1).

Real Madrid 74-73 Gran Canaria

74. Real Madrid (14+21+17+22): Llull (19), Tucker (7), Suárez (8), Tomic (9) y Reyes (15) -quinteto inicial- Begic (6), Velickovic (0), Prigioni (6), Mirotic (2), Vidal (0) y Fischer (2)

73. Gran Canaria 2014 (20+24+13+16): Green (9), Carroll (20), Beirán (3), Wallace (12) y Rey (5) -quinteto inicial- Bellas (4), Moran (8), Bramos (6), Borovnjak (3) y Nelson (3), Arbitros: García Ortiz, Guirao y Sacristán. Eliminado Wallace, min. 40.

Parciales: 14-20, 21-24, 17-13, 22-16.

Árbitros: García Ortiz, Guirao y Sacristán. Eliminados por faltas CJ Wallace (min.40).

Pabellón: Caja Mágica. 6.139 espectadores.

"Hemos salido con mucha falta de concentración", explicó Llull, que entre sus 19 puntos anotó los dos que pusieron por delante a su equipo cuando ya el partido moría. "Lo hemos arreglado. Hay que descansar y pensar en el martes, que es un partido vital para nosotros".

El Madrid, adormecido por el ritmo pausado del Gran Canaria, padeció a Jaycee Carroll, que llegó a los 20 puntos anotando canastas de todos los colores, una centella con sus 188 centímetros. Por debajo al entrar en el cuarto definitivo (52-57), maniatado en el ataque estático por la férrea defensa canaria, el equipo local se encomendó a los veteranos. Fue el momento de Prigioni y Reyes, inmenso bajo tableros (7 rebotes y 15 puntos). A su llamada acudió Llull, que puso a su equipo un punto arriba cuando quedaban 16 segundos (74-73). La canasta que valió el partido.

Llull intenta penetrar a canasta durante el partido ante el Gran Canaria.
Llull intenta penetrar a canasta durante el partido ante el Gran Canaria.
Llull salva al equipo de Molín y el Gran Canaria protesta la polémica última jugada. Vídeos de la ACB

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50