Tres 'tifosi' heridos al ceder una valla

La celebración del gol del Nápoles acaba con tres hospitalizados

El inicio desmintió las apariencias. Dominó el Nápoles, arropado por sus 3.000 seguidores presentes en El Madrigal, que se llenó hasta la bandera como en las grandes noches. La escuadra italiana desnaturalizó al Villarreal poblando el centro del campo y presionando con vehemencia a los creativos amarillos. Pasado el cuarto de hora, Hamsik aprovechó un centro de Lavezzi para adelantar a su equipo. El centrocampista se fue a la esquina del estadio en la cual se hallaban buena parte de los aficionados napolitanos, que se echaron sobre la valla de protección, que cedió ante la avalancha. Tres tifosi resultaron heridos en la caída, así como un camillero, y tuvieron que ser trasladados a una clínica para ser atendidos de sus contusiones. Un incidente idéntico al sucedido temporadas atrás en la esquina opuesta del estadio en un partido de la Liga ante el Espanyol, cuando aficionados pericos también resultaron heridos al ceder la valla.

Más información
Heroico Villarreal

Ante el Nápoles cumplía 100 partidos el Villarreal en Europa, un registro inimaginable para un club de pueblo con apenas 12 campañas en la élite del fútbol español y que se está convirtiendo en un clásico en las competiciones continentales. Los augurios predestinaban una victoria del Villarreal. Nunca antes una escuadra italiana había logrado domesticar al conjunto amarillo al amparo de El Madrigal. Solo el Fiorentina logró agarrar un empate en la antigua Copa de la UEFA. El Torino y el Brescia, en la desaparecida Intertoto, habían sucumbido, al igual que el Lazio y el Roma en la segunda competición europea. Como lo hizo el Inter en los cuartos de final de la Liga de Campeones con un gol de Arruabarrena que dio al conjunto castellonense su clasificación para las semifinales.

Aturdido en el inicio, reaccionó el Villarreal al final del primer acto con los goles de Nilmar y Rossi. Y, de nuevo, pudo vivirse una noche mágica en El Madrigal. Ahora, a por el Leverkusen.

La valla cede durante la celebración del gol del Nápoles
La valla cede durante la celebración del gol del NápolesEFE
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS