Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Agónico tropiezo del Caja Laboral en Oaka

Los vitorianos caen (76-74) ante el Panathinaikos en un choque igualado

Al Caja Laboral se le escapó ayer la victoria ante el Panathinaikos en los últimos segundos. La osadía y la blindada línea defensiva que montaron los de Ivanovic merecieron mucho más, pero, teniendo en cuenta el nivel rival y el hecho de jugar en su fortín, el resultado final fue mucho más que honroso. Los vitorianos se quedan a una victoria de los de Zeljko Obradovic y deberán esperar un error de los griegos si quieren lograr el billete para los cuartos de final como primeros de grupo.

El Caja Laboral y el Panathinaikos se vieron obligados a jugar la mayor parte del tiempo desde la línea exterior. Y es que las defensas de ambos conjuntos rindieron al máximo nivel durante todo el choque. San Emeterio, pese a perder la posibilidad de forzar la prórroga, volvió a ser el gran asidero del equipo. Del lado de Obradovic destacó su acostumbrado buen hacer coral, aunque las puntadas del dúo Fotsis-Tepic sembraron de minas la cancha. Los vitorianos no dejaron de pisar los talones a los helenos, pero probablemente pagaron algunos momentos de cierta inconsistencia.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.