Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Soy como un palestino: me llegan las bombas, aguanto y disfruto"

Messina elogia el trabajo de los veteranos del equipo como clave para remontar el choque ante el Power Electronics

El Real Madrid disputará mañana la 41 ª final de la Copa del Rey de su historia. Será una nueva oportunidad de revalidar un título que a los blancos se le resiste desde hace casi 18 años. Llega a ella tras un partido duro y equilibrado en el que fue muchos minutos a remolque. "Salimos mal otra vez. Nos pasa muchas veces y esos minutos de relajación no se pueden permitir en una final", reconoció Carlos Suárez, uno de los artífices de la victoria blanca.

El alero de Aranjuez fue el máximo anotador de su equipo con 16 puntos y vivió el partido intensamente. Siempre gesticulante, sobrexcitado. "Será la primera final de mi carrera y estoy especialmente feliz. Otros tienen el culo pelao de jugar finales, para mí es la primera y espero disfrutarla y ganarla", espetó con una amplia sonrisa. "¿No lo dirás por mí?", respondió Messina con una locuacidad poco usual. El técnico italiano tuvo palabras de elogio para la actitud de sus jugadores. "Nos hemos sobrepuesto a un partido durísimo. El mérito principal es de los que han salido de inicio en el tercer cuarto. Ellos son los que han contenido al Valencia impidiendo su despegue en el marcador. Los veteranos han hecho el trabajo sucio, ellos tienen el mérito. Solo nos han anotado 24 puntos en la segunda parte", valoró Messina que tuvo momento para la nostalgia y la reivindicación.

MÁS INFORMACIÓN

"Yo soy como un abuelo pero para muchos de mis jugadores será la primera final. Los pronósticos apuntaban a una final Barcelona-Valencia y eso habla de nuestro mérito al derrotarles". Preguntado por las críticas dijo: "Para los periodistas es muy fácil porque escriben mil cosas distintas y alguna aciertan seguro. Yo solo puedo hacerme una pregunta cuando tengo que tomar una decisión y además tengo que acertar. Uno de vosotros que escribe en dos medios distintos, en uno pidió mi destitución y en otro elogió mi trabajo. Pero no importa, soy como un palestino que recibe bombas pero aguanto y disfruto".

El capitán madridista, Felipe Reyes incidió en la fortaleza mental del equipo. "Últimamente estamos jugando bien los minutos decisivos. Esa es la clave en los partidos difíciles y nos está haciendo más fuertes como equipo". Llull no mostró reparos en pronosticar su rival en la final. "El Barça es el favorito pero lo que tenemos que hacer sea cual sea el rival es empezar más concentrados que hoy", reconoció. D'Or Fischer fue más allá y reto al Barcelona. "Somos los dos mejores equipos de España y estoy muy motivado para ganarles después de perder de 20 puntos en la Liga".

En el bando valenciano se mezclaban la contrariedad y la resignación. "Teníamos el partido controlado y quizá no nos lo hemos creído", explicó el debutante David Navarro. Su compañero Savanovic achacó la derrota al aspecto físico. "En los últimos 15 minutos nos hemos venido abajo por el cansancio. Tendremos que aprender", concluyó.

Hasta el momento, el Real Madrid cuenta en su palmarés con 22 títulos de Copa. En la era ACB (en 1984 se implantó la fase final con 8 equipos) suma 4 trofeos y 9 finales en 26 ediciones. Su última Copa hasta el momento la conquistó el 7 de marzo de 1993 en La Coruña, hace casi 18 años, tras derrotar al Joventut por 74-71 con 25 puntos de Sabonis frente a los 22 de Villacampa. Desde aquel triunfo el Real Madrid ha disputado cuatro finales coperas, todas en la última década. Tres de ellas las perdió ante el Barcelona. La de 2001 en Málaga (80-77); la de 2007 también en Málaga (69-53), y la de 2010 en Bilbao (80-61). La otra derrota fue en 2005 ante Unicaja en Zaragoza (80-76).

Mañana tendrá una nueva oportunidad de incrementar su palmarés. "Nuestro primer objetivo es competir y competir. Si competimos al máximo nivel tendremos opciones. Si es ante el Barcelona será complicadísimo porque son el mejor equipo de Europa y nos han ganado muchísimos partidos últimamente. Si es el Caja Laboral, igual de complicado porque son un equipo potentísimo de nivel de Euroliga. Pero hay que competir y disfrutar. Una final no se disputa cada día".

Con su victoria ante el Power Electronics Valencia, el Real Madrid prolonga la imbatibilidad que presenta en su expediente desde el arranque de este año 2011. Tras su derrota en diciembre en el Palau Blaugrana, acumula 12 victorias seguidas, 7 en liga regular, 3 en Euroliga y las dos conseguidas en esta fase final de la Copa del Rey.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.