Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Navarro desquicia al Maccabi

Pargo y Perkins acaban siendo eliminados

El Maccabi es un rival complicado, como todos los equipos que pergeña David Blatt. El entrenador israelí gusta de plantear emboscadas, estratagemas, variaciones que permiten a sus equipos dormir el juego de la misma forma que, de repente, son capaces de acelerarlo. Incomodan y desconciertan al más pintado.

El Barcelona se llamó a engaño cuando empezó al galope, con tres triples de Navarro, horadando con una comodidad insospechada la defensa cerrada en torno al colosal Schortsanitis. Con la puntería de Navarro, el desparpajo de Ricky y los buenos movimientos de Lorbek y Perovic en los aledaños de los aros, el Barça partió a toda velocidad (17-7). Pero el Maccabi demostró su capacidad para variar de registro, colocó a sus bajitos en la pista y se puso en manos de Perkins y Pargo, que se movieron bien y anotaron con regularidad.

REGAL BARCELONA 81 - MACCABI 71

Regal Barcelona (21+20+22+18): Ricky Rubio (1), Navarro (24), Anderson (16), Lorbek (2), Perovic (12) -cinco inicial-. Sada (-), Grimau (2), Morris (11), Vázquez (10), Lakovic (3), N''Dong (-) e Ingles (-).

Maccabi Tel Aviv (16+21+16+18): Pargo (9), Perkins (13), Eidson (4), Eliyahu (6), Schortsanitis (12) -cinco inicial- Hendrix (13), Blu (3), Burstein (4), Pnini (7) y Sharp (-).

Árbitros: Jungebrand (FIN), Radovic (CRO) y Latisevs (LAT). Eliminados: Perkins (m.38) y Pargo (m.38). Incidencias: Primera partido de la segunda fase de la Euroliga ''Top 16'', grupo F, disputado en el Palau Blaugrana ante 6.235 espectadores.

No iba a ser fácil para el Barça deshacerse del Maccabi. Se demostró con las faltas que necesitó para intentar frenar los ataques de Perkins, Hendrix o Burstein. El Maccabi, por el contrario, desconcertó al ataque azulgrana con una defensa en zona, con muchas ayudas, muy atenta a rodear al hombre que se hacía con el balón, especialmente si se situaba en las esquinas de la pintura. El equipo israelí se adelantó, 27-30, y pese a un parcial de 7-0 propiciado por los triples de Lakovic y Anderson, se fue al descanso muy amenazante: 41-37.

El tercer cuarto del Barça fue espléndido. Jugó con rapidez, combinó con precisión y provocó muchos desequilibrios en la defensa del Maccabi. Marcó diferencias: 63-50. Pero el Maccabi volvió a reaccionar, a incomodar, a jugar con los nervios del Barça. Un triple lejanísimo de Navarro volvió a poner 10 puntos de diferencia mediado el último cuarto (71-61) y marcó un punto de inflexión.

Fue entonces cuando los dos mejores jugadores del Maccabi perdieron los nervios y acabaron fuera del partido faltando todavía dos minutos y manteniendo su equipo sus opciones. Perkins y Pargo sucumbieron a la tensión y fueron eliminados por faltas. Mucha culpa la tuvo Navarro, que manejó el juego a su antojo cuando más espeso estaba el Barça. Sus 24 puntos y cinco asistencias lo dicen casi todo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.