Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Comisión de Atletas del COI apoya excluir de Londres 2012 a los sancionados por dopaje

El presidente de este cuerpo, el ex atleta Frank Fredericks, apuesta por la "tolerancia cero" con "cualquier deportista que intente hacer trampas"

El ex velocista namibio Frank Fredericks, presidente de la Comisión de Atletas del Comité Olímpico Internacional (COI), ha manifestado su total apoyo a la conocida como regla Osaka o Regla 45 de la Carta Olímpica del organismo, que prohíbe disputar los siguientes Juegos Olímpicos a cualquier deportista que haya sido sancionado con al menos seis meses sin competir por doparse, incluso aunque la sanción ya haya sido cumplida en el momento de celebrarse la competición olímpica. "Estoy en contra de cualquier deportista que tome este atajo y de cualquiera que intente hacer trampas. Cualquier regla contra ellos tendrá mi apoyo", ha dicho Fredericks.

El ex atleta, que se encuentra en Lausana (Suiza) participando en la reunión de la Comisión Ejecutiva del COI, se ha declarado partidario de la "tolerancia cero" cuando le han preguntado en rueda de prensa por la posibilidad de que la Regla 45 sea derogada por los tribunales. Se trata de una norma polémica, ya que se puede interpretar que su aplicación supone castigar a un atleta dos veces por la comisión de una sola falta.

Para evitar los posibles efectos de esa interpretación, el Comité mantiene que no se trata de una sanción, sino de una condición más entre todas las que impone para competir en los Juegos. "Como miembro de la Comisión Ejecutiva, yo voté esa regla y lo que espero es que los tribunales la acepten en la forma en que se plantea", ha dicho Fredericks.

La Regla 45 fue aprobada por el COI en 2008, un mes antes de que comenzaran los Juegos de Pekín. Afecta a decenas de deportistas, profesionales cuyas sanciones por dopaje -superiores a seis meses- serán cumplidas antes del inicio de los Juegos de Londres (2012), pero que no podrán participar en ellos como consecuencia de su aplicación. Entre ellos están los atletas españoles Paquillo Fernández y Josephine Onya. También el estadounidense y campeón olímpico de los 400 metros LaShawn Merritt, quien ha conseguido que el tribunal de arbitraje deportivo de su país falle a su favor, al entender que la medida va en contra del Código de la Agencia Mundial Antidopaje.

Fredericks no ha sido el único representante del COI que se ha mostrado hoy contrario a la intervención exterior sobre su normativa. También lo ha hecho el alemán Thomas Bach, vicepresidente y director de la Comisión Legal del organismo. "La regla se mantiene. El Comité tiene el derecho de poner las condiciones de participación en los Juegos y esta es una de ellas. No es una sanción, sino un tema de elegibilidad", ha sentenciado.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.