Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Abramovich, el multimillonario aval de Rusia

El dueño del Chelsea, presente en Zúrich en la designación de la sede del Mundial 2018, apoyó desde el primer momento la candidatura de su país

La candidatura de Rusia, ganadora para albergar el Mundial 2018 , tenía como principal apoyo el aval de Roman Abramovich y lo que éste simboliza. El magnate ruso, propietario del Chelsea inglés y multimillonario con negocios en el mundo petrolífero, es conocido por poseer una fortuna que supera los 15.500 millones de euros y no tener límite a la hora de tirar de talonario. No lo tuvo cuando hace dos años le regaló a su novia, la ex modelo Dasha Zhúkova, una parcela en la Luna, además de cuadros de Freud o Bacon, ni lo tiene a la hora de agenciarse mansiones y yates lujosos. Pero sobre todo, el magnate ruso no ha escatimado en gastos desde que ha entrado en el negocio del fútbol, una de sus principales aficiones.

Desde que se hizo cargo del Chelsea, hace ocho temporadas, Abramovich se ha gastado 650 millones de euros en fichajes, con el único objetivo de ver a su equipo campeón de la Liga de Campeones. Todavía no lo ha conseguido, aunque a base de fichar a grandes figuras el Chelsea ha ganado desde entonces la Premier League en tres ocasiones. Con la Champions siempre en el horizonte, el multimillonario amplió sus aspiraciones cuando su país se presentó ante la FIFA como sede del Mundial 2018, una propuesta que apoyó desde el primer momento.

Su presencia en la presentación de las candidaturas en Zúrich ha levantado suspicacias entre sus rivales, que ven en el dueño del Chelsea a alguien capaz de comprar todo lo que se propone. El presupuesto de la candidatura rusa ha sido el más elevado de las cuatro aspirantes. En total, tanto para el Mundial como para la Copa Confederaciones 2017 se prevé un gasto de 641,3 millones de dólares (unos 485,8 millones de euros). Su presupuesto destinado a la remodelación y obras de los estadios asciende a 3.820 millones de dólares (unos 2.893 de euros). Toda una apuesta de Rusia que ve así su primera oportunidad de organizar un Mundial. También lo es para Abramovich, que puede sumarse a un nuevo reto, a base de talonario.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.