Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL | ARGENTINA

River-Boca, un clásico en crisis

Los dos equipos se encuentran en mitad de la tabla y no aspiran al título- El partido se celebra esta noche a las 23.00

El River Plate y el Boca Juniors, que afrontan una crisis de resultados como pocas veces en la historia, se enfrentarán este martes en un clásico del fútbol argentino que, pese a ello, recicla pasiones que están por encima de los tres puntos en juego. Las entradas están agotadas como si fueran a disputar un título, posibilidad de la que se despidieron tempranamente, tanto como la de clasificarse para la Copa Libertadores 2011, lo que tampoco consiguieron.

Para el River, que será anfitrión en el estadio Monumental, la victoria será importante porque está en zona de Promoción por su bajo rendimiento en las últimas temporadas y todo lo que sume colaborará con un objetivo poco habitual para sus costumbres: mantenerse en la categoría. Para los boquenses significaría un desahogo, especialmente para su entrenador, Claudio Borghi, que por el pobre rendimiento de su equipo pensó que podría haberse quedado en la cuneta antes de este encuentro, como sucedió con su colega Ángel Cappa en el River, al que destituyeron la semana pasada.

El River Plate está a doce puntos de distancia de los líderes Vélez Sarsfield y Estudiantes, y el Boca Juniors a trece; el primero con tres derrotas y seis empates y el segundo con seis partidos perdidos y dos empatados en 14 jornadas de un torneo de 19.

Durante los días previos al partido, el entrenador del River Plate, Juan José López, probó varias alineaciones y todo indica que, finalmente, el veterano Ariel Ortega será titular, después de haber comenzado la semana como suplente en los entrenamientos. Borghi trabajó con un equipo en el que Juan Román Riquelme participó poco y nada, después de su reaparición al cabo de seis meses de inactividad, en un partido que los boquenses perdieron en su casa ante el Argentinos Juniors.

La situación de Borghi no contemplaría la posibilidad de soportar una séptima derrota en el torneo, ya que es un secreto a voces que son varios los dirigentes que han planteado al presidente del club, Jorge Ameal, la baja del entrenador. La disputa del título del torneo Apertura parece haber quedado en poder del Vélez Sarsfield y el Estudiantes, que suman 30 puntos en la tabla de posiciones, a cinco de distancia del modesto Arsenal y a falta de cinco jornadas para su finalización.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.