Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Demasiado Alves

El portero del Almería contiene a un Atlético que no pasa del empate

Obligado a reaccionar para no perder la ola de la Champions, en la que el Valencia y el Villarreal ya le sacan varios cuerpos de ventaja, el star system del Atlético se llevó un chasco tremendo frente a un Almería terrible al contragolpe y un Diego Alves sobrenatural . El portero brasileño, el más exigido de la Liga, se marcó un partidazo atajando una batería de ocasiones, 27 remates, 11 a puerta, de todas las formas y colores. Solo Agüero, después de mucho misterio, acabó con la resistencia del arquero, que paró a destajo lo habido y por haber.

El monólogo de Alves arrancó de inmediato, con la tribuna encendida por los cinco córners consecutivos con los que la escuadra del Manzanares empezó su asedio en los cinco primeros minutos. El Atlético, con el turbo puesto, rondaba el arco, con Forlán, Agüero y Reyes desatados, rumiando el gol, desbordando por las alas, ganando la partida a los centrales en cada oportunidad, hasta que Alves aparecía en el horizonte y les agriaba la salsa.

ATLÉTICO 1 - ALMERÍA 1

Atlético: De Gea; Ujfalusi, Perea, Domínguez, Filipe Luis; Reyes (Fran Mérida, m. 46), Assuncao, Tiago (Raúl García, m. 83), Simao; Forlán (Diego Costa, m. 72) y Kun Agüero.

Almería: Diego Alves; Michel, Carlos García, Santi Acasiete, Juanma Ortiz; Bernardello, M'Bami (Ulloa, m. 78); Piatti (Ortiz, m. 83), Corona (Vargas, m. 62), Crusat; y Uche.

Goles: 1-0, m. 33: Agüero aprovecha un rechace de Diego Alves tras un remate de cabeza de Reyes. 1-1, m. 45: Piatti, con un tiro ajustado desde fuera del área.

Árbitro: Fernando Teixeira Vitienes (C. Cántabro). Amonestó a los locales Domínguez (m. 40), Tiago (m. 60) y Perea (m. 74) y a los visitantes Michel (m. 47) y Diego Alves (m. 70).

Incidencias: partido correspondiente a la novena jornada de Liga en Primera División, disputado en el estadio Vicente Calderón ante unos 35.000 espectadores.

Apuntalado desde la portería y lanzado por el veneno de Piatti y Crusat por los costados, el Almería evitó lo que parecía una tarde para el carpe diem. El aviso lo dio Kalu Uche, que justo antes del gol local lanzó un zapatazo tremendo al poste en el que se vio por primera vez a De Gea. La respuesta del Atlético, perseverante en su dominio, pareció definitiva: Reyes cabeceó un centro de Ujfalusi ajustado al palo corto, Alves salvó a duras penas y el Kun, con la caña puesta, corrió presto a rebañar el balón y mandarlo a la red.

La recompensa a tanta entrega se le subió a la cabeza al Atlético, que se confió con el viento a favor y dio carrete al Almería como se mejor maneja, al contragolpe, su arma predilecta. Sus efectos no se hicieron esperar. Un paradón de De Gea al filo del descanso a un chutazo de Kalu Uche tras una pérdida del balón de Tiago dio origen al empate: Piatti enganchó la pelota a la salida del córner, tras un despeje mal resuelto, y la volea, pegadita al poste, se coló al fondo de la red.

La segunda parte comenzó con Fran Mérida en vez de Reyes, con una contractura en el gemelo externo. La falta del extremo utrerano, que ha dibujado un principio de curso delicioso, descabalgó al Atlético. Alves siguió con su monólogo, con un repertorio de paradas que deslucieron los intentos de Simão y Agüero y que alcanzaron su clímax con una mano espectacular a un tiro colocado de Tiago que mandó por encima del larguero.

Desorientados, los jugadores del Atlético bajaron el ritmo, lo que aprovechó el grupo de Lillo para buscar las cosquillas a la contra. Lo hizo tan bien y con tanto criterio que Domínguez impidió la derrota a disparo de Piatti, que sufrió un pinchazo, y Perea vio la amarilla por una entrada al límite sobre Crusat que le impedirá jugar el derbi del Bernabéu.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.