Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Goleada reconstituyente del Getafe

Los de Míchel superan con solvencia a un débil Sporting con tres tantos a balón parado

A pesar del expediente de tres derrotas en los últimos cuatro partidos con el que llegaban los locales, de la plaga de lesiones que asola la plantilla y del juego inconsistente y quebradizo del último mes, el Getafe retrató con solvencia a un flojo Sporting.

La puesta en escena de los de Míchel contó con la firmeza del equipo que conoce la fórmula para retomar el buen camino y tiene localizados los problemas que lo perturban. Con la fe del que maneja la proyección de sus virtudes. Enfrente, un Sporting tan crecido por su briosa victoria ante el Sevilla el pasado domingo como mermado por la gripe que se instaló durante la semana en el vestuario asturiano.

A los nueve minutos, Boateng sumó el gol a su catálogo de cualidades. El Ghanés remató de bolea un córner lanzado por Parejo y Juan Pablo apenas pudo certificar el tanto. La celebración, inusitada y desmedida, anunciaba que no era un gol cualquiera para el centrocampista. Era su primera diana desde marzo de 2008. El primero con el Getafe. Más de dos años y medio de sequía merecían dar gracias al cielo. Desde ese momento, el Getafe gestionó la ventaja con aplicación y sin sobresaltos. Los de Preciado no encontraron la forma de hincar el diente al choque y apenas se asomaron al balcón del área azulona con alguna tentativa de Novo.

Getafe 3 - Sporting 0

Getafe: Codina; Pintos, Cata Díaz, Rafa (Borja, m. 76), Marcano; Víctor Sánchez, Boateng; Pedro Ríos, Parejo (Albín, m. 46), Manu del Moral (Mosquera, m. 66); y Colunga. No utilizados: Ustari; Álex Pérez, Arizmendi y Miku.

Sporting de Gijón: Juan Pablo; Lora, Iván Hernández, Gregory, José Ángel; Rivera (Landeira, m. 75), Matabuena; Nacho Novo, De las Cuevas (Morán, m. 60), Carmelo; y Sangay (Barral, m. 60). No utilizados: Cuellar; Botía, Sastre, Eguren y Bilic.

Goles: 1-0. M. 8 Boateng. 2-0. M. 50. Colunga, de penalti. 3-0. M. 59. Marcano.

Árbitro: Mateu Lahoz. Amonestó a Gregory y Víctor Sánchez.

Incidencias Unos 12.000 espectadores en el Coliseum Alfonso Pérez.

En el descanso Parejo, que llevaba toda la semana entre algodones y fue reservado en el partido europeo, se quedó en la caseta pidiendo turno para la enfermería. Los sportinguistas, espoleados por la arenga de Preciado salieron en busca del empate y lo tuvieron en las botas de Sangoy. Puro efecto gaseosa.

Al instante, el temerario Gregory atropellaba a Albín dentro del área cometiendo un penalti de manual que transformó Colunga. Con un juego apático, sin pulso ni convicción, el Sporting no tenía respuestas. De nuevo a balón parado, Marcano resolvió un balón perdido tras una falta lateral que Manu dejó en el corazón del área y certificó una goleada reconstituyente para el Getafe tras una semana difícil.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.