Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL | REAL MADRID

Pedro León vuelve al redil

El jugador, desairado públicamente por Mourinho, defiende la autoridad del entrenador: "Es el que manda, a ver si puedo volver"

Lo atestiguan los jugadores del Madrid: "Mou se ocupa de todo y eso para nosotros es muy cómodo. Porque solo hablamos cuando él nos autoriza y, además, normalmente, solo habla él".

Mou, es decir, Mourinho, entrena los cuerpos y las mentes de los jugadores del Madrid. Si su carrera se ha caracterizado por algo no es por las innovaciones tácticas tanto como por el manejo psicológico de sus plantillas. Lo hace con tanto celo que, por momentos, sus procedimientos en el vestuario de Valdebebas recuerdan al del ingeniero social de 1984, la distopía de Orwell.

Hoy, el Gran Hermano de Valdebebas escribió el guión del último acto del drama de Pedro León, obra que instrumentaliza para reafirmar su autoridad ante los jugadores. Pedro León fue invitado a hablar en la sala de prensa para emitir el discurso que consagra su sometimiento a la voluntad del líder. Llevaba dos partidos de castigo , fuera de la convocatoria, porque según el entrenador desobedeció sus indicaciones en el partido liguero frente al Levante, y era preciso que apareciera en las televisiones para representar su arrepentimiento, y, por esta vía, regresar con el grupo el próximo sábado en Málaga.

"Sinceramente no me dolió", dijo Pedro León, con tono de humildad. Se refería a las palabras de Mourinho hace dos semanas, cuando le preguntaron por qué había dejado fuera de la Champions al jugador. El técnico exhibió su poder respondiendo con algo muy parecido a un desprecio público: "Estamos hablando de Pedro León, no de Maradona o Zidane". Pedro León bajó la cabeza y declaró con tímida solemnidad que todo lo que dice Mourinho está bien dicho. Entre una idea y la siguiente, apuntó el estribillo: "El míster es el que manda".

"Lo conozco poco al míster", explicó. "Pero en los tres meses que llevamos sé que cuando habla de alguien es porque se lleva bien y quiere sacar lo mejor de él. Él suele decir estas cosas. Por tanto yo en ningún momento me he sentido mal ni ofendido. Lo único que me queda es seguir trabajando. Sé que el míster confía en mí. A ver si trabajando él decide que puedo volver a la convocatoria".

A la hora de justificar el castigo, argumentó que su entrenador se molestó mucho con su actuación ante el Levante, pero no especificó nada concreto: "Son cosas tácticas. Son variantes tácticas que el míster me pide hacer y que dejé de hacer. No cumplí. No fue mi intención. No es verdad que me haya dejado fuera por falta de actitud, o por no defender en una falta lateral, como se ha dicho".

En el campo del Levante, el Madrid vivió una de sus jornadas más frustrantes esta temporada. El empate a cero molestó a Mourinho. Pero quizá no le desagradó tanto como descubrir que al día siguiente la prensa elogiaba a Pedro León. El técnico le dio unos minutos en el segundo tiempo y el jugador los empleó atacando con insistencia. Se destacó por sus desbordes y sus centros. Pero, al parecer, esto no es lo que le pidió el entrenador. Dos días más tarde, le lanzó la famosa filípica:parece que estáis hablando de Pedro León como si fuese Zidane o Maradona. P "Pedro León es un óptimo jugador, pero dos días atrás jugaba en el Getafe. No ha sido convocado a un partido y parece que estamos hablando de Zidane o Maradona. ¡O de Di Stéfano! ¡Estamos hablando de Pedro León! Si trabaja como me gusta a mí, será más fácil que juegue".

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.