Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Federer: "Me siento vacío"

El suizo cae ante Djokovic en las semifinales del Abierto de EE UU

¿Le parece normal haber perdido un partido, una semifinal del Abierto de Estados Unidos nada menos, habiendo tenido dos puntos para ganarlo? "Este año lo es", contesta el suizo Roger Federer, derrotado 7-5, 1-6, 7-5, 2-6 y 5-7 por el serbio Novak Djokovic , en su primera respuesta de la rueda de prensa. "He perdido varios encuentros en esa situación. Me siento un poco vacío, porque lo intento todo y quizás por suerte, quizás porque él jugó bien, quizás porque no elegí el golpe correcto, porque él lo hizo...no puedes dar marcha atrás en el tiempo".

Fue un Federer tranquilo. Autor de un excelente partido, perdió el número dos contra un tenista que no había ganado un encuentro en todo el año contra uno de los diez mejores pero que enseñó muchos de los argumentos que le llevaron a coronarse en el Abierto de Australia 2008. "Los que no contaron con Novak no saben de tenis", cerró el debate el suizo, que no se hizo mala sangre con la derrota, a la que reaccionó con la tranquilidad del que sabe el curso salvado desde enero, cuando ganó el título en Melbourne. "Es una derrota dura, pero me motiva a trabajar más y más duro para volver a una final de Grand Slam, donde no he estado en las tres últimas ocasiones".

Sin aristas en su discurso, dispuesto a aceptar cualquier tipo de pregunta, anestesiado casi por saber que ya le quedan pocas cosas por las que luchar este año (quizás para evitar el descenso de Suiza en la Copa Davis, luego por la Copa de Maestros), Federer eligió a su favorito: "Espero que gane Nadal", dijo tras sucumbir frente al torrente de derechas de Djokovic, excelente y arriesgado en su planteamiento, hasta el punto de sumar 38 errores no forzados para 36 ganadores. En ese apartado, Federer estuvo desequilibrado: 66 para 48.

¿Qué significaría para el suizo que el español, con 24 años, se convirtiera en el más joven en ganar nunca los cuatro grandes? "Sería algo fantástico", contestó el número tres, cubierto por una gorra de béisbol. "Sería genial para el tenis. Ya lo es, de hecho, que tenga esa oportunidad siendo tan joven. Sus posibilidades son muy buenas. Es emocionante que los dos estemos haciendo grandes cosas al mismo tiempo...pero no veré el partido".

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.