Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rosell apuesta por el buen gobierno

La junta directiva del Barça aprueba un código ético que vele por "la excelencia en la gestión, la transparencia y la honestidad"

La junta del FC Barcelona ha aprobado hoy un código ético para el buen gobierno de la entidad con el que se busca "la excelencia en la gestión, dotándola de transparencia y honestidad", según ha explicado el portavoz de la directiva, Toni Freixa. Este código ético, que vincula a los miembros de la junta directiva, a los de las distintas comisiones y a los ejecutivos del club, condena algunas de las prácticas en las que supuestamente incurrió la junta saliente, presidida por Joan Laporta.

Así, el código prohíbe expresamente las prácticas que generen conflictos de intereses, la contratación laboral de familiares, la asunción de gastos suntuosos, desproporcionados o injustificados, el cobro de comisiones o la comisión de actos que atenten contra la buena imagen del club.

Comisión de control

Asimismo, Freixa ha anunciado que, paralelamente a este código ético, se creará una comisión de control y transparencia, "integrada por un miembro de la junta y de personas de reconocido prestigio del mundo empresarial y desde el punto de vista ético", que velará por el buen gobierno de la entidad.

Por otra parte, el portavoz de la junta ha negado cualquier filtración a la prensa de la due dilligence que ha encargado la directiva que preside Sandro Rosell para conocer con exactitud la situación financiera y contable del Barça. "El club no tiene como estrategia de comunicación hacer públicos estos datos", ha comentado al respecto.

Esa auditoría contable que también ha encargado la junta están actualmente "en fase de estudio y análisis", ha señalado Freixa, quien ha insistido que los resultados de ambas se harán públicos antes o durante de la asamblea de compromisarios de la entidad, que se celebrará el 16 o 17 de octubre próximos.

Opción de defensa para Laporta

A esa asamblea podría acudir Laporta para defender su gestión al frente del Barça, después de que se haya filtrado los gastos supuestamente desproporcionados e injustificados que se llevaron a cabo durante su mandato y que se refieren fundamentalmente a viajes, fiestas y regalos.

En este sentido, Toni Freixa ha recordado que, en cualquier caso, "Laporta tiene, como ex presidente, la condición de compromisario y, por tanto, el derecho de asistir a la asamblea, hacer uso de la palabra y votar a favor, en contra o abstenerse en los distintos puntos del orden del día".

Por otra parte, el portavoz del FC Barcelona ha anunciado que en breve se iniciará el proceso de reforma de los estatutos de la entidad. Para tal fin, se abrirá un período para que los socios pueden sugerir en la página web del Barça los artículos que deben ser objeto de reforma. El propósito del club es convocar una asamblea extraordinaria en marzo o abril con la modificación de los estatutos como único punto del orden del día.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.