Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere el piloto japonés Tomizawa tras sufrir un brutal atropello

El japonés de 19 años se ha caído y ha sido atropellado en la carrera de Moto2 del GP de San Marino

Siempre tenía una sonrisa a punto. Afable, educado, discreto, simpático y bromista. Shoya Tomizawa (19 años, Chiba; Japón) falleció ayer como consecuencia de las múltiples heridas sufridos en un brutal accidente en el asfalto del trazado de Misano: traumatismo craneal, en la zona torácica y en la abdominal. Según explicaron los médicos que le atendieron en el mismo circuito, el piloto tenía un hematoma que le oprimía el corazón, lo que dificultó todavía más las tareas de reanimación. No se pudo hacer nada por él. "En estos momentos podemos decir que está luchando por su vida", decía, compungido, el doctor Claudio Macchiagodena cuando una ambulancia salía de Misano hacia el hospital de Riccione. "Tiene constantes vitales, pero está en estado muy crítico", reconocía el presidente de Dorna, Carmelo Ezpeleta. Aun así, el espectáculo continuó. Mientras el paddock empezaba a ser sacudido por la noticia, que no se confirmó hasta pasadas las dos de la tarde, con la carrera de la categoría reina en curso. En el hospital apenas tuvieron que certificar el fallecimiento del joven piloto.

Era la undécima vuelta de la carrera de Moto2. Elías, Corsi y Simón marchaban en cabeza. Muy cerca, Tomizawa, De Angelis y Redding, separados por apenas una décima de segundo. El japonés se marchó algo largo a la salida de una curva a derechas. Se preparaba para tomar el siguiente giro, también a derechas, pero su moto se subió al piano, se le descontroló un poco de delante y derrapó el neumático trasero -pudo haber rozado el césped artificial junto al piano que bordea el asfalto, muy resbaladizo-. Ya en el suelo, fue embestido primero por De Angelis y luego por Redding. Ambos le pasaron por encima a 240 kilómetros por hora con motos de 135 kilos. Tomizawa quedó tendido en mitad de la pista. Inmóvil, rígido. Le sacaron en camilla, con tropezón incluido, y esperaron a que la ambulancia llevara su maltrecho cuerpo hasta la clínica móvil, en la que se confirmaron las primeras y terribles suposiciones. "Está muy mal", admitía Ezpeleta.

Unos minutos más tarde, cuando un sinfín de rumores corría ya a todo trapo, el corredor fue trasladado en ambulancia hasta el hospital, y no en helicóptero como se pensó inicialmente, para que pudiera recibir respiración asistida y dos médicos le acompañaran. ¿Se pudo hacer algo más por su vida? Seguramente, no. Si bien cabría eliminar el césped artificial de los circuitos, manifestaron Jorge Lorenzo y Casey Stoner. Y se sigue trabajando en mejorar las protecciones, ya no de los trazados, donde existen escapatorias y muros de protección, sino de los pilotos. "Hemos dado un tremendo paso al frente, con excelentes monos de cuero, los guantes, las botas, los cascos... La única manera de resolverlo es tener algo mejor. Y las empresas no paran de investigar", explicaba Franco Uncini, jefe de seguridad de la FIM.

Si debió empezar o no la carrera de MotoGP, sabiendo como se sabía de la gravedad del estado del japonés, es otra de las preguntas en el aire. "En mi opinión, la carrera de MotoGP nunca debió empezar. Convénzame de lo contrario", le espetó un periodista a Ezpeleta. "No necesito convencerle. Nosotros no supimos hasta las 14.20 que Tomizawa había fallecido. Sabíamos que estaba muy mal, pero no teníamos la confirmación. Debíamos seguir adelante", respondió. El show debía continuar. Y así ocurrió. "Cada vez que pasaba por esa curva me venía la imagen de la caída", apuntaba Dani Pedrosa tras la carrera. Todos vieron el accidente por televisión mientras se preparaban para su prueba: "Cuando se ha quedado en la pista, sin moverse, he visto que estaba muy mal, pero nunca quieres ponerte en lo peor". ¿Cómo se sube uno a la moto en esas condiciones? "Solo te queda intentar pensar en otra cosa porque, si piensas en ello, es imposible rodar", dijo Lorenzo.

Este era el segundo año de Tomizawa, considerado la gran promesa japonesa del momento en la categoría intermedia. Todos le recuerdan como un chico muy simpático pese a las dificultades que tenía para comunicarse en un precario inglés y como un piloto muy rápido: venció en Qatar, en la carrera inaugural del Mundial; logró dos pole, un segundo puesto, un quinto y dos sextos. Era el sexto clasificado en la general de un enorme grupo de 40 pilotos.

Clasificación de la carrera

.1. Toni Elías (ESP/Moriwaki) 43:33.996 a

151,321 km/h.

.2. Julián Simón (ESP/Suter) a 1.969

.3. Thomas Luthi (SUI/Moriwaki) a 11.917

.4. Simone Corsi (ITA/Motobi) a 15.409

.5. Stefan Bradl (GER/Suter) a 16.219

.6. Jules Cluzel (FRA/Suter) a 16.676

.7. Gabor Talmacsi (HUN/Speed Up) a 16.852

.8. Dominique Aegerter (SUI/Suter) a 18.330

.9. Claudio Corti (ITA/Suter) a 20.650

10. Roberto Rolfo (ITA/Suter) a 29.678

11. Yonny Hernández (COL/BQR) a 32.720

12. Ratthapark Wilairot (TAI/Bimota) a 35.098

13. Raffaele de Rosa (ITA/Tech 3) a 35.428

14. Michel Ranseder (AUT/Suter) a 35.933

15. Lukas Pesek (RCH/Moriwaki) a 37.012

16. Héctor Faubel (ESP/Suter) a 40.950

.........

18. Axel Pons (ESP/Kalex) a 41.878

20. Ricard Cardús (ESP/Bimota) a 57.026

21. Joan Olivé (ESP/FTR) a 57.119

26. Yannick Guerra (ESP/Moriwaki) a 1:16.520

Simpático y jovial

La jovialidad y simpatía de Shoya Tomizawa, que disputó su primer gran premio como piloto invitado en la categoría de los 125 cc de Japón en 2006, le hizo ganarse los favores de todos cuantos forman la estructura del campeonato del mundo de motociclismo, al que llegó como una de las grandes promesas de este deporte en Japón.

"Tomi", como era conocido por casi todos, comenzó a montar en moto con apenas tres años y a los 15 debutó en el campeonato japonés de los 125cc.

En 2009 disputó su primera carrera de 250 c.c. Sus mejores resultados fueron dos décimas posiciones en Motegi y Valencia, si bien finalizó nueve de las quince carreras que disputó y logró la decimoséptima plaza final con un total de 32 puntos.

La presente temporada debía ser la de su consagración y empezó como tal con la victoria y el mejor tiempo de entrenamientos en Qatar, a la que siguió una nueva mejor clasificación de entrenamientos y también la segunda posición en el Gran Premio de España que se disputó el primer fin de semana de mayo en el circuito de Jerez de la Frontera.

Antes del fatal accidente que le ha costado la vida Shoya Tomizawa era sexto en la clasificación provisional de Moto2 con 82 puntos, una victoria, una segunda plaza, una quinta y dos sextas posiciones como mejores resultados. EFE

Más información