Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL

La sociedad Canales-Thiago lleva a España a la final del Europeo

La selección Sub-19 luchará por conquistar el título continental de la categoría tras superar a Inglaterra por 3-1

Por si quedaba algún atisbo de duda sobre el futuro de la selección española, tras la reciente conquista mundialista en Johanesburgo, acaba de quedar definitivamente disipada. La inercia del éxito continúa con los Sub-19, donde los pupilos de Luis Milla han obtenido el pase a la final del Europeo de la categoría. Para lograrlo abusaron de Inglaterra, una de las favoritas al título, con una contundente victoria (3-1) que se antoja corta a tenor de las ocasiones producidas por los españoles.

Más allá de engordar su currículum con los triunfos en la Eurocopa, en 2008, y el reciente Mundial, España ha creado su propio estilo de juego, su sello, basado en el toque y que ha impregnado a la Federación de arriba a abajo. Desde los seniors hasta las diversas categorías inferiores. También los Sub-19. Los esquemas de juego en el plantel de Milla son claros. Todo gira en torno al medio campo, y en él se encuentran los dos motores de la selección: Thiago y Canales. Barcelonista uno, madridista el otro, ambos hilvanaron las jugadas para suministrar el balón al tridente ofensivo compuesto por Keko, Rodrigo y Pacheco. La muestra del funcionamiento de este guión lo delata el primer gol: centro de Canales desde la derecha del área que remata Pacheco al segundo palo. Ahí, en el minuto 13 de partido, quedó desarbolado el conjunto inglés, más preocupado por el error del rival para realizar su juego directo que en la creación.

España 3 - Inglaterra 1

ESPAÑA: Alex; Montoya, Bartra, Pulido, Planas; Canales (Koke, min.69), Thiago, Romeu, Pacheco (Muniain, min.75), Keko y Rodri (Rochina, min.58).

INGLATERRA: Rudd; Clyne, Caulker, Thompson, Baker (Bostock, min.18); James, Cruise, Mellis (Ryan Noble, min.59), Donaldson (Phillips, min.71), Frank Nouble y Delfouneso.

GOLES: 1-0, min.13. Pacheco. 2-0, min.34, Keko. 2-1, min.37. Bostock. 3-1, min.57. Canales.

Árbitro : Markus Strmbergsson. Amonestó a Planas (min.40) y Alex (min.81) de España y a Bostock (min.41) y a Caulker (min.81), de Inglaterra.

Estadio : Louis Villemer de Saint-Lo. Lleno, unos 5.000 espectadores.

Con los británicos renegando del esférico, una gran arrancada de Keko desde la derecha hasta el área rival constituyó la puntilla para los anglosajones, quienes recortaron distancias minutos más tarde por medio de Bostock con una volea a raíz de un despeje mal resuelto en el área de Álex. Pero España no perdió la compostura. Amasó la bola y se rehizo pese a los tibios intentos de Inglaterra de achicar el campo y esperó pacientemente a culminar las jugadas creadas. De todas, consiguió la más difícil. Una falta botada por Thiago se convirtió en un pase milimétrico a Canales dentro del área, donde no perdonó. 3-1. El resto del partido fue un monólogo español junto a un rival noqueado a expensas de conocer al otro finalista, Francia o Croacia. Es la demostración de que hay vida más allá de la generación de Sudáfrica. Bien lo saben Thiago y Canales.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.