La juez paraliza la venta del Betis

La magistrada impone una fianza de 25 millones al máximo accionista Lopera

La juez Mercedes Alaya ha anulado la venta del Betis al empresario Luis Oliver por parte del máximo accionista Manuel Ruiz de Lopera, al que le ha impuesto una fianza de 25 millones, que deberá abonar en los próximos cinco días para afrontar posibles indemnizaciones. Esta medida cautelar de la magistrada tomada a pesar de la oposición de la fiscalía, es consecuencia de la declaración ayer de Lopera acusado de un delito societario.

Si Lopera no abonara la alta fianza impuesta por la juez, se procederá al embargo de sus bienes y empresas: Farusa, Encadesa y Frigimueble, entre otras. La juez ordena asimismo que Lopera cese en sus funciones que hasta ahora ha desempeñado "como consejero y consejero delegado, cuyas facultades las ejercerá el Consejo de Administración", reza el auto dictado hoy. A continuación, la magistrada inhabilita de forma cautelar a las otras seis personas imputadas en el caso y "cualquier otra persona que tenga o haya tenido con Manuel Ruiz de Lopera cualquier vínculo familiar por consanguinidad o afinidad".

Más información
El fallo sobre la venta del Betis

Las tres asociaciones opositoras a la gestión de Lopera y presentes en el caso como acusaciones han recibido el auto como el inicio de "una nueva era" para el Betis, según ha expresado el letrado Miguel Cuéllar. El club ha anunciado la convocatoria de la reunión de una Junta General de Accionistas para el próximo 20 de agosto, aunque la oposición duda ahora de que dicha convocatoria se lleve a cabo.

Manuel Ruiz de Lopera
Manuel Ruiz de LoperaJULIÁN ROJAS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS