Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
BALONCESTO | NBA

"Es una cobarde traición"

Dan Gilbert, accionista mayoritario del equipo, considera que el jugador "ha desertado"

Varios seguidores de Cleveland queman camisetas de LeBron James tras su fichaje por los Miami Heat
Varios seguidores de Cleveland queman camisetas de LeBron James tras su fichaje por los Miami Heat AP Phil Masturzo

Las reacciones al traspaso más sonado de los últimos años en la NBA no se han hecho esperar. Como era de prever, unas de las más airadas ha sido la de Dain Gilbert, dueño mayoritario del que es, desde la pasada madrugada, el ex equipo de Lebron James, los Cleveland Cavaliers. En una carta publicada en la página web del club, Gilbert ha criticado con dureza la decisión del alero de abandonar el equipo con dirección a los Miami Heat.

LeBron James hizo pública la decisión en directo en un programa de televisión especialmente creado para la ocasión, actuación que Gilbert ha tachado de "narcisista, auto-promocional y algo nunca visto en la historia de los deportes y probablemente en la del entretenimiento". "Simplemente no os merecéis esta clase de cobarde traición", continúa la misiva, en un tono iracundo que pone a LeBron como ejemplo de lo que los jóvenes no han de ser: "Este escandaloso acto de deslealtad del Elegido (apodo con el que se conoce al alero y que el propio jugador lleva tatuado en su espalda), que ha crecido en nuestro propio hogar (tanto Cleveland como LeBron son del estado de Ohio), manda exactamente la lección opuesta de lo que queremos que nuestros hijos aprendan. Y de quién nos gustaría que llegaran a ser".

Incluso ha mandado a LeBron la conocida como "maldición de Cleveland", que consiste en que ningún equipo de la ciudad ha ganado un campeonato de los principales deportes del país desde 1964. "El autoproclamado y anterior Rey se llevará consigo la 'maldición' al Sur. Y hasta que no haga el 'bien' por Cleveland y Ohio, James (y el equipo en el que juegue) desafortunadamente portarán este terrible hechizo y mal karma", asegura la carta, que incluye una promesa de Gilbert para sus seguidores: "Personalmente garantizo que los Cleveland Cavaliers ganarán un campeonato de la NBA antes de que el auto-proclamado Rey gane uno".

Los seguidores de Cleveland han dejado ver ya su descontento con la decisión de su antiguo ídolo tanto en foros de Internet como en plena calle. Los medios norteamericanos recogen imágenes de hinchas de Cleveland quemando camisetas y merchandising de LeBron, tras conocer la noticia de su marcha.