Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
MUNDIAL DE SUDÁFRICA | AUSTRALIA

Duelo trepidante y despedida

Australia, tercera, y Serbia, cuarta, soñaron con la clasificación, pero Alemania y Ghana jugarán octavos

Repasa el encuentro con los comentarios de Faustino Sáez desde Eskup

Australia y Serbia quedaron eliminadas tras un partido sin dueño en el que ambas selecciones soñaron con la clasificación en una trepidante recta final en la que la épica dio paso a la decepción. Así queda el grupo D.

El partido arrancó indescifrable hasta que los serbios descubrieron una veta prometedora por la banda derecha de su ataque. Krasic primero e Ivanovic más tarde descorcharon el encuentro con dos claras ocasiones en las que rozaron el gol. Pero ambos se encontraron con los guantes firmes de Schwarzer. La figura del meta del Fulham se agrandaba por momentos. Serbia ganaba en posesión, pero perdía confianza. Los australianos, menos tensos ante sus remotas posibilidades clasificatorias, interpretaban ataques más esporádicos, pero más incisivos.

Serbia era incapaz de encontrar las rendijas que le llevaran al gol. La angustia del reloj desbarató sus estructuras. Solo así se explica que el menudo Cahill se elevara por encima de las torres rivales para lograr el primer gol. Sin tiempo para salir de su aturdimiento, los de Antic concedieron un generoso pasillo que aprovechó Holman para lograr el 2-0 con un zapatazo desde la frontal.

Los australianos empezaban a ilusionarse con la idea de la proeza. Pero a Schwarzer le tembló el pulso en el peor momento. Regaló un rechazo que quedó muerto en la boca de gol para que Pantelic la empujara confirmando la decepción de ambos.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.