_
_
_
_
Baloncesto | Semifinales de la Liga ACB

Sangre fría para frenar al Madrid

Caja Laboral da el primer golpe a los de Messina en un partido intenso

El Caja Laboral avanzó este viernes un paso hacia la gran final de la ACB tras vencer al Real Madrid (62-60). El encuentro fue tan intenso, igualado y sufrido para ambos equipos como se preveía. El vitoriano, sin embargo, supo mantener la cabeza fría y gestionar bien la modesta ventaja que cosechó tras el descanso.

Los de Ivanovic se pasaron buena parte del primer cuarto buscando resquicios por los que desactivar la defensa madridista. Incomodísimo, el Caja Laboral sufrió desde el primer minuto para hallar el ritmo adecuado y el encuentro se trababa cada vez más. Pese a todo, los locales, cerrados en su zona, lograron mantener el tipo y afrontaron el segundo cuarto con un 16-16 gracias a un triple de Ribas.

CAJA LABORAL 62 - REAL MADRID 60

Caja Laboral (16+10+23+13): Huertas (12), San Emeterio (10), Oleson (11), Teletovic (6), Splitter (14)-cinco inicial-, Ribas (3), Palacio, Golubovic, Eliyahu, Herrmann (4).

Real Madrid (16+18+13+13): Prigioni (4), Bullock (10), Velickovic (14), Reyes (15), Tomic (10)-cinco inicial-, Garbajosa (5), Jaric, Lavrinovic (2), Vidal.

Árbitros: Artega, García Ortiz, Perea. Eliminado Tomic (minuto 39).

Incidencias: Primer partido de semifinales ACB disputado en el Buesa Arena de Vitoria ante 9.200 espectadores.

Sin embargo, el Madrid recrudeció aún más su estrategia defensiva mientras Ivanovic rotaba a sus jugadores en busca de la combinación adecuada para sobrevivir al reto.

El éxito de lo primero y el fracaso de lo segundo se tradujo en un 9-0 durante la primera mitad del segundo cuarto que solo los meritorios triples, dadas las circunstancias, de Huertas y Teletovic pudieron aplacar, algo más metidos en el partido tras comprender que mantener el control del rebote y mover más rápido el balón se había convertido en una necesidad acuciante.

No obstante, la superioridad y seguridad de los de Messina -sobre todo la del peligroso Bullock- acrecentaron la ansiedad vitoriana, al punto de perderse en una espiral de tiros errados y dudas ofensivas.

Tras el descanso, el Caja Laboral supo recomponerse haciendo un esfuerzo titánico que llegó a colocarle por delante en el marcador (49-47) ante un público al borde del infarto. Gracias al acierto de Oleson y a una actuación coral inteligente y sosegada, con sangre fría, durante los últimos compases, supo defender luego una ventaja bien trabajada.

El escolta estadounidense del Caja Laboral Baskonia Brad Oleson intenta un pase ante Louis Bullock y Ante Tomic.
El escolta estadounidense del Caja Laboral Baskonia Brad Oleson intenta un pase ante Louis Bullock y Ante Tomic.EFE

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_