Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
TENIS | TORNEO GODÓ

Fernando González se despide ante un desconocido

El chileno cae ante Albert Ramos, 161 del ranking ATP y procedente de la fase previa.- Siguen Ferrer y García López, y Hewitt cae ante Schwank

La tercera jornada del torneo Conde Godó quedará siempre en el recuerdo del joven tenista español Albert Ramos. El joven español, de 22 años y procedente de la fase previa, ha derrotado hoy al chileno Fernando González, cuarto cabeza de serie del torneo y undécimo en el ranking ATP, en un partido épico (6-4, 6-7 y 6-3) que incluso pudo resolver en la muerte súbita del segundo set.

Abarrotada la pista 1 del complejo barcelonés, el tenista zurdo, de Mataró y 161º de la ATP, levantó un 0-3 inicial y emprendió una batalla apoyándose en la regularidad y un primer servicio acertado, haciendo vibrar a la grada, tan sorprendida como el propio Ramos de que el resultado fuera tan ajustado. La segunda manga se desarrolló en la misma tónica. González resistió a base de orgullo y forzó el tie-break, salvó tres puntos de partido y se llevó la manga por 10-8. La derrota en el segundo asalto no hizo más que relanzar el ánimo del loca, que logró asegurar el marcador colocándose por delante con un rápido 3-0 en el set definitivo. La diferencia bastó para cerrar el partido con un 6-3 final. El mejor partido de su carrera, y la sorpresa del día. Mañana le espera el letón Ernest Gulbis, que ha vencido al francés Jeremy Chardy.

Pero la de Ramos no fue la única noticia sorprendente. El Conde Godó perdió uno de sus grandes atractivos, Lleyton Hewitt, ex número uno de la ATP, al caer éste eliminado ante el argentino Eduardo Schwank por 7-6 y 6-4 en una hora y 44 minutos de juego. El australiano, que actualmente ocupa el puesto 32º del ránking mundial y que no pisaba la arcilla barcelonesa desde 2002, cuando alcanzó las semifinales, ha exhibido un juego muy irregular, como ya hiciera en su estreno contra Marsel Ilhan.

Schwank, por su parte, se mantiene como el único argentino que continúa adelante en la competición, tras la derrota de última hora de ayer de su compatriota Juan Ignacio Chela ante el sueco Robin Soderling.

Ferrer derrota a sus fantasmas

Por su parte, David Ferrer ha derrotado (7-5 y 6-4) a su compatriota Marcel Granollers, al que nunca se había enfrentado y ante el que ha debutado en el Godó, en un extraño partido que tuvo diversas alternativas en el marcador. El alicantino protagonizó un inicio errático que le obligó a remontar un 2-5 en el primer set. Pero Granollers, que hasta entonces había exhibido un tenis muy agresivo, se ha venido abajo y ha perdido cinco juegos consecutivos para ceder el primer set.

Con el 3-0 del segundo parcial parecía que Ferrer, que cada vez pegaba más largo, resolvería el choque por la vía rápida, pero Granollers volvió a meterse en el partido con dos rupturas consecutivas que hicieron dudar a su adversario, que difícilmente pudo mantener su servicio con 4-3 a favor. Al final, el propio David Ferrer reconoció haber terminado el partido "con malas sensaciones", pese a ganar también el segundo set por 6-4. "Quizá haya acusado la falta de ritmo después de estar tres días sin jugar", se ha justificado.

Ferrer, finalista los dos últimos años en Barcelona y semifinalista en 2007, se enfrentará en octavos de final al vencedor del partido entre el español Alberto Martín y el italiano Simona Bolelli. Sin querer mirar más allá de esa ronda, el de Jávea rechaza el papel de favorito que le dan ediciones precedentes. "Cada año es diferente. Por el hecho de que no esté Rafa (Nadal), mis opciones no cambian. Son la mismas, porque aquí igualmente hay muy buenos jugadores", concluye.

En la siguiente ronda también estará Guillermo García-López, que protagonizó una brillante remontada ante el ruso Gabashvili (1-6, 7-6(5), 6-4), mientras que Daniel Gimeno Traver cedió ante el holandés Thiemo de Bakker por 7-6(5) y 6-3 y Óscar Hernández ante el austriaco Juergen Melzer (6-7(4), 7-5, 7-5).

Quien también avanza con paso firme es Jo-Wilfred Tsonga, que ha debutado en el torneo con una cómoda victoria ante Jan Hajek (6-3 y 6-2). El francés, noveno jugador del ránking mundial y tercer cabeza de serie del torneo, apenas ha necesitado una hora y cinco minutos para deshacerse del checo por 6-3 y 6-2. En la rueda de prensa posterior al partido, Tsonga se ha presentado como "alternativa" al dominio de La Armada sobre la arena. Los españoles son muy fuertes en arcilla, pero hay un grupo de jugadores como Soderling, Djokovic y alguno más que me dejo que están trabajando y evolucionando muy bien en tierra. Yo me siento parte de ese grupo", ha manifestado.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.