Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Bizkaia frena su marcha

Un malísimo segundo cuarto le impide ganar en Valencia

El Power Electronics Valencia derrotó ayer sin demasiadas complicaciones al Bizkaia Bilbao Basket en la vigésima novena jornada de la Liga ACB que pudo ser el ensayo para una hipotética final entre ambos equipos el próximo fin de semana en la fase final de la Eurocopa. Ambos equipos son favoritos en sus encuentros de semifinales y podrían encontrarse en la final, una posibilidad que marcó el choque de ayer tanto como las bajas de los bases titulares de ambos equipos Nando De Colo y Javi Rodríguez, respectivamente.

En su regreso a la que durante dos años fue su pista, el técnico Fotis Katsikaris, que fue ovacionado al inicio del choque, no pudo prolongar las ocho victorias consecutivas con las que se presentaban en el pabellón de la Fuente de San Luis y su equipo fue a remolque en todo momento y finalmente sucumbió sin apenas poner en problemas al Power Electronics.

VALENCIA 83 - BIZKAIA BB 75

Valencia: Simeón (6), Rafa Martínez (10), Claver (11), Nielsen (2), Perovic (19) —cinco titular— Lishchuk (3), Kelati (13), Marinovic (17) y Pietrus (2).

Bizkaia BB: Salgado (7), Warren (5), Mumbrú (12), Hervelle (5), Moiso (6) —cinco titular— Seibutis (10), Markota (-), Banic (18), Blums (12) y Vázquez (-).

Arbitros: Redondo, Jiménez y Castillo. Sin eliminados.

5.700 espectadores en el pabellón de la Fuente de San Luis.

Parciales: 17-14, 23-10, 19-22, 24-29

Bien dirigido por el joven José Simeón, el conjunto valenciano se hizo rápidamente con el mando del choque. El Bizkaia sólo pudo plantar cara durante el primer cuarto pero ya en esos primeros minutos se mostró incapaz de frenar a Kosta Perovic bajo la canasta y diez puntos casi consecutivos del serbio dieron a los locales las primeras ventajas.

Pero la resistencia visitante se acabó cuando los locales añadieron a su repertorio ofensivo los lanzamientos de larga distancia de Thomas Kelati y Marko Marinovic y subieron un punto la intensidad defensiva. La defensa de ayudas de los locales ahogó por completo al equipo de Katsikaris y si en el primer cuarto los visitantes se quedaron en 14 puntos, en el segundo sólo pudo conseguir 10 y se fue al descanso con el partido muy cuesta arriba (40-24, m. 20). El segundo tiempo decoró el resultado.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.