La mitad casi nunca basta

El Baskonia asusta en la primera mitad, pero sucumbe con estrépito ante el Olympiacos

No es el Olympiacos el equipo al que se le puede batir con medio esfuerzo, con medio partido, con un acierto medio. No es el rival apropiado para economías medias que no aguantan el año en curso. Y el Baskonia se aplicó como un meritorio a la tarea durante medio partido y sucumbió como un aprendiz cuando llegó la ventolera. Todo tenía su lógica. Muerto tras perder en Vitoria con el Khimky ruso, resucitó en Moscú cuando nadie lo esperaba y encima la cenicienta Cibona resucitó también con los rusos (espíritu samaritano se llama la figura) sin necesidad de que le contaran el cuento del beso y el príncipe. Todo a pedir de boca.

Faltaba rematar la faena en casa del dueño de la finca, el Olympiacos griego, al que no le iba la vida en ello y se le podía aprovechar algún costurón de actitud, o de desacierto, o de eso que nadie sabe explicar pero que a veces pasa. Y ocurrió en la primera mitad cuando el Baskonia dominó el partido no sólo en el marcador, sino que parecía dominar en todas las facetas del juego en las dos canastas. Se asemejaba a la plenitud aunque las diferencias no fueran abismales. Barack, incluso, asustaba en los tiros triples.

OLYMPIACOS, 102; CAJA LABORAL, 85

Olympiacos: Teodosic (14), Halperim, Childress (20), Kleiza (17), Schortsanitis (19) —cinco inicial—, Papaloukas (6), Vujcic (14), Beverley (6), Penn, Mavrokefalides (4). Vasilopoulos (2).

Caja Laboral: Ribas (3), English (14), San Emeterio (11), Teletovic (25), Barac (11) —cinco inicial—, Huertas (6), Oleson (2), Eliyahu (4), Herrmann (7), Singletary (2).

Árbitros: Ziemblicki (POL), Jovcic (SRB), Taurino (ITA). Señalaron técnica a Teodosic (m. 16). Eliminado Barac (m. 37).

Partido de la quinta jornada del Grupo H de la Euroliga disputado en el Pabellón de la Paz y la Amistad de Atenas ante 8.200 espectadores

Y, de pronto, todo se esfumó. El juego interior del equipo griego se sobrepuso y fue martilleado al Baskonia que, inmediatamente, empezó a pensar en el basket average. Ya no era cuestión de ganar sino de salvar los muebles ante la complicada última jornada donde tres equipos se juegan la segunda plaza que da acceso a la eliminatoria previa a la final four, previsiblemente ante el poderoso CSKA Moscú. Habrá que tirar de calculadora para adivinar el segundo clasificado. El Caja Laboral recibe al Cibona que ha recuperado sus posibilidades perdidas. El Baskonia debe ganar al equipo balcánico y superar al Khimky en el basket average. Una situación extraña para el conjunto de Ivanovic, pero felizmente inesperada tras la derrota sufrida en Vitoria con el equipo que dirige Sergio Scariolo. Todo por decidir. Quizás el único escenario posible. Desde luego, el más razonable.

San Emeterio tira a canasta ante Halperin.
San Emeterio tira a canasta ante Halperin.EFE

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50