AUTOMOVILISMO | FÓRMULA UNO

Campos, fuera de su propio equipo

El empresario José Ramón Carabante asume el control del equipo y coloca a Colin Kolles como director

Jerez de la Frontera - 19 feb 2010 - 19:48 UTC

La Fórmula 1 está llena de paradojas como la que ahora afecta a Adrián Campos, que finalmente se quedará fuera del equipo que lleva su nombre, la primera estructura española en la historia del certamen. Tras muchos meses de agonía, el empresario murciano José Ramón Carabante se ha hecho con la mayor parte de las acciones de la escudería y ha nombrado a un nuevo director. Se trata del rumano Colin Kolles, ex manager de Spyker y Force India, que desempeñará la función que inicialmente estaba destinada al ex piloto valenciano.

"Esta operación de rescate ha sido una carrera contra el reloj", decía ayer Carabante en un comunicado, en el que también confirmó que tiene la intención de mantener el cuartel general en España. "Nuestro único objetivo ha sido el de conseguir tener dos coches competitivos que puedan salir a correr en la primera carrera, en Bahrein (14 de marzo)", añadía. "Quiero agradecerle a Bernie Ecclestone todo el esfuerzo que ha hecho para hacer que todo esto sea viable", zanjaba la nota, que también contenía las primeras reacciones de Kolles: "No he podido resistirme a este reto que me han planteado. Estoy encantado de pasar a formar parte de este proyecto. En los próximos días revisaremos la operación en profundidad y buscaremos el apoyo extra que necesitamos para poder estar presentes en la primera prueba".

Más información

El adiós de Campos no es más que la confirmación de una muerte anunciada. La tremenda crisis económica que azota el Mundial ha obligado a los recién llegados a rastrear a fondo el mercado, a la espera de encontrar algún patrocinador que hiciera más soportable el ingente desembolso que supone colocar un monoplaza en la pista.

Hace unos días fue Tony Teixeira, un empresario portugués que el año pasado promovió las A1 GP Series, el que dijo estar interesado en adquirir la escudería, aunque el acuerdo nunca llegó a concretarse. Por el momento, la estructura mantendrá su nombre inicial (Campos Meta 1), debido a que, para sustituirlo, debe haber consenso entre todos los equipos. Por esa misma razón, Sauber mantiene las siglas de BMW en su escudería, a pesar de que la marca alemana lleva meses desvinculada del Mundial de fórmula 1.

Lo más visto en...

Top 50