Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una estrella fugaz

Muniain ha pasado en apenas media temporada por todas las etapas de un futbolista

¿Resguardado?,¿protegido?, ¿descartado? Iker Muniain, la estrella fulgurante que nació esta temporada se ha convertido en una estrella fugaz sin que medien mayores explicaciones físicas o deportivas para justificar su ausencia de los partidos. Caparrós, su valedor, que lo ha cuidado desde el primer día, no avanza mayores datos sobre la marginación de un jovencísimo futbolista que devolvió la alegría a San Mamés y al equipo, necesitados ambos de referencias que fortalezcan su autoestima. Muniain ha disputado esta temporada 448 minutos de Liga, 254 de los cuales antes de su viaje al Mundial sub 17 de Nigeria y sólo 194 después, tras recuperarse de la elongación muscular sufrida en la semifinal ante el país anfitrión. Unos datos que le relegan a la 16 posición entre los jugadores utilizados por Caparrós en el campeonato español y que están muy lejos de la jerarquía que se le suponía al joven de Pamplona. El jugador del Málaga Juanmi le ha seguido los pasos y el santanderino Canales el relumbrón de los jóvenes talentos del fútbol español, tras sus goles al Sevilla y su preacuerdo con el Real Madrid.

Medio punta nato, ha sido más utilizado en el costado izquierdo o en el centro del campo

Esta temporada ha disputado 448 minutos de Liga, 254 antes del Mundial sub 17

Portugal y Caparrós siguen manuales distintos. Canales se ha convertido en el estandarte del Racing, titular indiscutible al que siempre releva en los tramos finales de los partidos, en tanto Muniain es utilizado por Caparrós en los minutos finales de los encuentros, cuando el partido se ha torcido o está inalcanzable. Responsabilidad y fogueo, se llaman ambas figuras.

La idea más habitual es que a los jóvenes debutantes hay que procurarles la mejor situación global posible para que exhiban sus capacidades. Es decir, los debutantes juegan mejor cuando el equipo está más tranquilo y fracasan más habitualmente cuando se les otorgan atribuciones que no les competen. La temporada clasificatoria del Athletic es buena todo el año, independientemente de algunos petardazos futbolísticos (Tenerife, Mallorca, Espanyol) y sin embargo la presencia de Muniain se ha asemejado más a la de los recambios ocasionales que a la de un futbolista contrastado (no confundir con consagrado, que es otra cosa).

Medio punta nato, por morfología, inventiva y talento, ha sido más utilizado en el costado izquierdo o en el centro del campo. Cuanto más se aleja del área, menos se parece a sí mismo. Pero en esa demarcación, Caparrós ha preferido otras alternativas (Toquero, Susaeta, Yeste,...) De hecho, hoy ante el Xérez (17.00), la baja por lesión de Yeste parece que irá a parar a Susaeta con lo que Muniain volverá a partir desde el banquillo una vez más.

La estrella que nació en la Liga Europa, competición en la que el Athletic sigue gracias a un gol suyo, y que resultó fulgurante en la Liga Española, con goles y fútbol ha aprendido en media temporada todas las situaciones que vive la carrera de un futbolista: las que ven de la condición de estrella fulgurante a estrella fugaz y vuelta a empezar.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.