Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cristiano Ronaldo, dos partidos de sanción

El Comité de Competición castiga al portugués por el codazo a Mtiliga

El Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) ha decidido, tras reunirse esta mañana, sancionar con dos partidos de suspensión al atacante portugués del Real Madrid, Cristiano Ronaldo. El jugador fue expulsado el pasado domingo por golpear con el brazo en la cara del jugador del Málaga Patrick Mtiliga, provocándole una fractura de los huesos propios de la nariz que le tendrá al menos dos semanas de baja. Ronaldo se perderá el primer partido de la segunda vuelta ante el Deportivo de la Coruña y el siguiente ante el Xerez. Tras conocer esta decisión, el Real Madrid, que había mandado alegaciones para defender al jugador, recurrirá ante el Comité de Apelación.

Pese a que la agresión fue evidente, el Real Madrid trata de exculpar la acción del delantero. "Forma parte de su personalidad. Sale al campo con una sobreexcitación. También es gracias a eso que consigue cambiar los partidos", defiende el director general deportivo del club blanco Jorge Valdano. El 9, por su parte, alegó tras el partido que "quien entiende de fútbol sabe mi intención. Estaba a mi espalda y no estaba mirando".

"Mido 1,70, no fui a pegarle en la cara", argumenta el jugador, que considera "una vergüenza" la expulsión del colegiado Pérez Lasa. "No es roja. Ni aquí ni en ningún lugar del mundo", concluía al término del partido en la zona mixta del Santiago Bernabéu. Ahora, lo más probable es que CR9 se pierda los dos próximos partidos del Real Madrid, aunque el club ya ha anunciado que recurrirá la decisión de Competición.

El historial de Cristiano Ronaldo, que acudió a disculparse de Mtiliga al vestuario del Málaga, no está exento de capítulos polémicos. Durante su militancia en la Premier League, en las filas del Manchester United, el ariete protagonizó diversos incidentes sobre el terreno de juego. Hace cuatro años, en un derbi contra el City, el luso fue expulsado por una brutal entrada sobre un rival. Hace dos, vio la cartulina roja por propinar un cabezazo a un jugador del Portsmouth durante un partido de la FA Cup.

Y más recientemente, en 2009, enfiló el túnel de vestuarios por una absurda mano y su posterior desaire hacia el árbitro en un choque de la Premier con los Red devils que pudo costarle el campeonato al equipo de Alex Ferguson. Para lo bueno y para lo malo, ángel o demonio. Cristiano Ronaldo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.