Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Bizkaia BB prescinde de Vidorreta, tras nueve años

La relación de nueve años de Txus Vidorreta con los distintos proyectos del Bilbao Basket concluyó ayer cuando el técnico bilbaíno puso su cargo a disposición de la entidad que lo aceptó y procedió a la rescisión de su contrato. Rafa Pueyo, segundo entrenador, será el encargado de dirigir al equipo en el último partido de la primera fase de la Eurocopa que se disputa mañana en San Petersburgo, sin nada en juego porque los hombres de negro ya han logrado la primera plaza del grupo.

Vidorreta que ha dirigido el equipo a lo largo de los últimos nueve años, probablemente ya sabía que todo su crédito estaba en juego en el partido disputado el sábado ante el Blancos de Rueda de Valladolid. La derrota y la forma en la que se produjo (con desventajas durante el partido de más de 20 puntos) anunciaban el final de una relación absolutamente estable entre el entrenador y la entidad a la que ayudó deportivamente a crecer.

La ley de los resultados ha dejado al Bizkaia Bilbao Basket sin su entrenador fetiche, al que ya abucheó el público en la derrota abultada frente al Barcelona en el BEC, la semana anterior.

Probablemente, la expectativa creada con un equipo que se había asentado con galones en la Liga ACB (disputó una Copa del Rey en Vitoria y un play off por el título, además de una semifinal de la actual Eurocopa) le ha devorado. Los fichajes realizados (Mumbrú, Conley, Moiso, Warren, Hervelle) anunciaban un salto de calidad que no se ha producido. Al contrario, el equipo desorientado, sin chispa y un tanto desorganizado en la cancha, se ha hundido en la clasificación amenazando incluso la permanencia en la Liga ACB de la que parecía un inquilino seguro. La iconografía del baloncesto vizcaíno ha sufrido su primera baja. El segundo icono, Javi Salgado, tampoco vive sus momentos más felices.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.