Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MÁLAGA 1 - ATHLETIC 1

El Málaga, a paso de tortuga

Octavo empate de los andaluces ante un Athletic muy ordenado

La ingenuidad se paga cara en el fútbol . El técnico del Málaga, Juan Ramón Muñiz, ha apostado por darles la oportunidad a jóvenes valores de la cantera, caso del central Iván González. El zaguero, en pleno acoso de un Athletic que aspiraba al empate tras un gol de Weligton, agarró a Fernando Llorente en las narices de Pérez Burrull. No hubo perdón para uno de los defensas que aspira a ser revelación de la Liga. La sombra de Llorente, inédito hasta que transformó el consiguiente penalti, fue demasiado alargada para Iván. Se plasmó un resultado a todas luces justo, trabajado por los dos equipos con diferentes estilos, igual de válidos ambos.

No puede quejarse el Málaga, pues si bien se adelantó en el marcador y casi siempre llevó la iniciativa, pagó muy caro el repliegue intensivo que practicó en el terreno de juego después de inaugurar el marcador. En ese periodo de achique no pensó en rematar la faena, sino en dejar pasar el tiempo en busca de un triunfo anhelado. Empató Llorente y todavía el irregular Munúa salvó en el último suspiro ante Muniain.

Málaga 1 - Athletic 1

Málaga CF: Munúa; Gámez, Weligton, Iván González, Mtiliga; Fernando (Valdo, m.46), Juanito (Edinho, m.80), Apoño, Duda; Benachour (Toribio, m.69) y Forestieri.

Athletic Bilbao: Iraizoz; Iraola (David López, m.46), San José, Amorebieta, Koikili; Orbaiz (Muniaín, m.69), Javi Martínez, Gurpegui, Susaeta (De Marcos, m.62); Toquero y Llorente.

Goles: 1-0, M.48: Weligton. 1-1, M.79: Llorente (de penalti).

Árbitro: Pérez Burrull (Comité Cántabro). Mostró tarjeta amarilla a los jugadores del Málaga Duda, Apoño e Iván González, y a los del Athletic de Bilbao San José, De Marcos y Toquero.

Incidencias: Partido correspondiente a la decimoséptima jornada de Liga de Primera División disputado en el estadio de La Rosaleda de Málaga ante unos 15.000 espectadores.

Un arranque dinámico del Málaga, traducido en un disparo al palo de Mtiliga, expuso la necesidad del equipo andaluz de conseguir una victoria capaz de sacarlo de la zona de descenso. Sin embargo, no fue hasta el inicio de la segunda mitad cuando Weligton se adelantó a la defensa vasca para hacer el 1-0.

El tanto, lejos de tranquilizar a los locales, soltó al Athletic. Su dominio en el juego fue, a raíz de ese instante, incontestable. Tras dos ocasiones bien resueltas por Munúa, llegó el agarrón de Iván González. La conclusión, el octavo empate de los andaluces, que no se libran del yugo de tanta igualada.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.