El Real Unión se salva con un gol tonto

Un mal entendimiento entre Murillo y su portero propicia el empate de los iruneses

El gol tonto de la jornada, tras un mal entendimiento entre Murillo y el portero Biel Ribas, con el poste de intermediario, le dio un punto al Real Unión que si bien no le aleja de los puestos de descenso, al menos sutura un punto la herida. A cambio, el infortunio le aleja un poco al equipo castellano de la lucha por el ascenso.

El conjunto irunés, sabedor de la importancia de los puntos, comenzó dominando el juego y suyas fueron las primeras llegadas al área con cierto peligro, gracias a Domínguez y, sobre todo, a la movilidad de Goikoetxea. El Salamanca no estaba cómodo sobre el césped del Stadium Gal pero, al filo del minuto 20, en unas de las pocas ocasiones que consiguió combinar en la primera parte, Álvaro estuvo a punto de marcar desde la frontal del área pero el balón salió a escasos metros del poste derecho de la portería de Otermin. El Real Unión estuvo cerca de batir la portería charra con un remate de cabeza de Brit que se fue alto y con un disparo de Goikoetxea que encontró portería, después de una buena jugada ensayada tras el saque de una falta.

REAL UNIÓN, 1; SALAMANCA, 1

Real Unión: Jauregi; Descarga, Mendinueta, Iglesias, Gabarain; Beobide (Robles, m. 68), Sanz, Juan Domínguez, Abasolo (Romo, m. 68); Goikoetxea y Brit (Quero, m. 81).

Salamanca: Biel Ribas; Raúl Gañán, David Lombán, Murillo, Rossato; Hugo Leal, Alvaro (Endika, m. 69), Toti (Gorka, m. 79), Sevilla; Kike (Cuéllar, m. 81) y Linares.

Goles: 0-1. M. 61: Sevilla. 1-1.M. 79: Goikoetxea.

Árbitro: Pérez Montero. Amonestó a los locales Iglesias, Gabarain y Sanz y a los visitantes Alvaro, Sevilla, David Lombán, Kike y Hugo Leal. Expulsó por doble amarilla a Domínguez.

3.500 espectadores en el Stadium Gal

En el primer acercamiento del Salamanca tras la reanudación, Kike se fue por la banda derecha y centró al área donde Sevilla, después de dos rechaces de Otermin y Gabarain, adelantó a los charros. El partido se le complicó más si cabe al Real Unión con la expulsión de Domínguez por doble amarilla, a pesar de lo cual, buscó el gol del empate aunque sin tanta claridad como en los primeros 45 minutos. Cuando peor estaba el partido para los locales, Murillo cedió el balón a su portero, Biel Ribas, que no supo controlar el balón, éste dio en el poste y Goikoetxea remató al fondo de la red en la primera jugada tonta del año 2010 en Segunda División. En el último minuto del descuento, el Real Unión tuvo en las botas del propio Goikoetxea la victoria, pero el delantero guipuzcoano, después de anticiparse a un defensa salmantino, no culminó un mano a mano ante Biel Ribas que despejó su disparo.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS