_
_
_
_
DOPAJE

La federación de ciclismo se persona como acusación particular en la Operación Grial

La RFEC pide la suspensión cautelar de los ciclistas implicados en la trama de dopaje

La Junta Directiva de la Real Federación Española de Ciclismo (RFEC), reunida hoy en Madrid, ha aprobado por unanimidad la propuesta de su presidente, Juan Carlos Castaño, para personarse como acusación particular en la causa penal que se lleva a cabo en relación con la denominada Operación Grial. La misma RFEC ha agregado que "de la misma forma, se solicitará, a través de la denuncia correspondiente, al Comité de Competición y Disciplina Deportiva" de la federación "la incoación de los expedientes que sean procedentes contra todos aquellos afiliados o federados que puedan encontrarse implicados en la trama de dopaje desvelada por la UDYCO de la Guardia Civil".

En la Operación Grial, desarrollada en las provincias de Valencia, Barcelona, Murcia y Granada, ya han sido detenidas doce personas y se han practicado cerca de una veintena de registros, en los que se ha intervenido una gran cantidad de sustancias dopantes y diversa documentación. Las investigaciones de la Guardia Civil sobre las actividades ilegales de esta organización comenzaron el pasado mes de agosto, cuando se descubrió que un grupo de personas, en su mayoría residentes en Valencia, se dedicaban a suministrar sustancias dopantes a deportistas de distintas disciplinas.

Más información
Virú se niega a declarar
La red de Virú fabricaba productos dopantes distribuidos por ciclistas
Paquillo niega al juez que consumiera sustancias dopantes

Uno de los miembros de la red era el médico Walter Viru, que regenta una consulta deportiva y dietética en Valencia, en la que preparaba planes de entrenamiento y nutrición para aumentar el rendimiento de los deportistas, incluyendo el uso de sustancias prohibidas.

Los jueces han puesto en libertad provisional con comparecencia obligatoria a ocho personas detenidas por la Guardia Civil por su presunta implicación en la red de dopaje, según un comunicado del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV). Los ocho detenidos pasaron ayer a disposición judicial en juzgados de diversos partidos judiciales de la provincia de Valencia y en todos los casos los jueces acordaron su comparecencia obligatoria en el Juzgado de Instrucción número 14 de Valencia.

Tres de los detenidos que comparecieron ayer se acogieron a su derecho de no declarar, y se ordenó su libertad al ser la pena que corresponde al delito que se les imputa inferior a dos años. Todos ellos tienen la obligación de comparecer una vez a la semana en el juzgado instructor para garantizar que se ponen a disposición de la justicia cada vez que sean requeridos. También se negó a declarar un cuarto detenido que pasó a disposición judicial por la tarde ante el juez de Instrucción 20 de Valencia y para el que también se acordó su puesta en libertad.

El resto de los detenidos pasó a disposición de los Juzgados de Primera Instancia e Instrucción 3 de Lliria, al 2 de Masamagrell y al 1 de Picassent, cuyos titulares acordaron la libertad y sus comparecencias cada quince días en el Juzgado 14 de Valencia.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_