Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Messi: "Lo iba mirando y me costaba creerlo"

El delantero argentino ha asegurado que este resultado prueba "que puede pasar de todo"

El argentino del Barcelona Leo Messi ha confesado que le costó creerse el resultado del partido que el Real Madrid perdió ante el Alcorcón por 4-0, pese a que vio el encuentro "sólo a ratos". "Lo iba mirando poco a poco, y después del 2-0 me costaba creerlo, porque siempre piensas que el equipo más grande es el que va a ganar, pero se demostró que puede pasar de todo", ha comentado Messi durante la presentación del calendario solidario de la Fundación Ánima.

Sin embargo, Messi no ha querido profundizar en las consecuencias del 4-0 encajado por el equipo de Manuel Pelegrini y ha obviado las preguntas sobre la responsabilidad de la derrota: "No sé quién es el culpable, no es mi tema y no me quiero meter". El jugador barcelonista ha interpretado la dura derrota del Real Madrid como un toque de atención para el Barcelona, que debuta en la competición defendiendo el título ante la Cultural Leonesa en el estadio Reino de León. "Lo que le ocurrió al Madrid demuestra que nuestro partido no será nada fácil. No debemos relajarnos, tenemos que jugar como siempre porque sabemos que lo de perder ante equipos así ya nos ha pasado varias veces", ha dicho.

Cuestionado sobre qué jugador de la plantilla del Real Madrid incorporaría al Barcelona, el argentino ha políticamente correcto al elogiar el nivel del conjunto blanco. "Tiene muy buenos jugadores", ha destacado, sin dejar de reivindicar su propio equipo. "Tenemos una gran plantilla y creo que no necesitamos a ningún jugador. Los que estamos en el Barça, estamos bien", ha sentenciado.

Albiol: "Fue un desastre, estamos tristes y jodidos"

El defensa del Real Madrid Raúl Albiol ha asegurado que el partido de anoche ante en Alcorcón (4-0) fue "un desastre, no esperábamos caer 4-0 con un Segunda B. Después de un partido así no pegas ni ojo en toda la noche. Estamos tristes y jodidos, pero te levantas sabiendo que el sábado hay otro partido y hay que pasar página cuanto antes. Estamos con el míster a muerte y queremos hacer en el campo la idea que nos quiere transmitir". Albiol, que ha reconocido que esta mañana hubo charla en el vestuario aunque eso "son cosas que se quedan ahí", ha señalado que Pellegrini hoy tenía "la misma cara de decepción que los jugadores por haber perdido un partido que no se puede perder así".

El central ha manifestado que "sabemos que la afición está muy decepcionada, sólo podemos disculparnos y tratar de solucionarlo en la vuelta. Somos capaces de todo y de la remontada, pero antes tenemos tres partidos importantes. Llevamos unos partidos que no ganamos y se empieza a criticar todo. Sabemos que estos días van a ser de mucho palo. Tenemos que centrarnos en lo nuestro y hay que olvidarse de lo demás".

El internacional ha admitido que el Alcorcón "jugó muy bien", que "le salió una primera parte perfecta", y que el Real Madrid "lo hizo mal", ya que le faltó "intensidad" y capacidad para reaccionar a tiempo. "Sabemos que en la Copa hay muchas sorpresas y que si no salíamos bien nos podían complicar la vida como así fue. La primera parte nos pasaron por encima, luego queríamos pero no podíamos, ya era tarde".

Preguntado por su opinión sobre los momentos que se vivieron en el descanso cuando se produjo la sustitución de Guti y la reacción de éste, Albiol lo ha achacado a "la tensión propia del partido, ya que "no es normal ir 3-0 con un Segunda B" y los jugadores no estaban contentos "con su rendimiento. Hoy hemos empezado un nuevo día. El sábado nos jugamos mucho en liga, no podemos dejar escapar más puntos. Ahora tenemos cuatro partidos muy importantes y si los sacamos, el primero el sábado con el Getafe, todo volverá a la normalidad. El equipo no se puede volver loco".

Albiol ha descartado que los últimos resultados se deban sólo a la baja de Cristiano Ronaldo, un jugador "importantísimo y con condiciones únicas", ya que el Real Madrid tiene "una gran plantilla". Cuestionado por la decisión de Pellegrini de hacer concentraciones antes de cada partido, el central aseguró que "los jugadores están contentos" con ellas y que éstas no influyen en los malos resultados. "Los errores están en otro sitio, dentro del campo y hay que intentar solucionar esas cosas".

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.