Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ATLETISMO | MUNDIALES DE BERLÍN

Los jueces le quitan el oro a Natalia Rodríguez

Después de ganar la final de 1.500, la atleta española ha sido descalificada por derribar a Gelete Burka en la última vuelta

La atleta española Natalia Rodríguez ha sido descalificada de la final de los 1.500 metros del Mundial de Berlín después de verse involucrada en una percance en la última vuelta, en la que tropezó con la etíope Gelete Burka provocando la caída de esta cuando la española intentaba pasarle por la cuerda. La catalana había llegado primera a la meta después de unos brillantes 200 metros finales, lo que suponía la medalla de oro con un tiempo de 4:03.36, y el tercer metal para la delegación española. Sin embargo, tras la llegada, la atleta de Tarragona, indecisa sobre su medalla de oro, no quiso dar la vuelta de honor al Estadio Olímpico debido a los silbidos que recibió por parte de los aficionados alemanes.

Minutos después, los temores de la campeona de España se hicieron realidad y vio cómo era descalificada perdiendo el título, que iba a parar a la atleta de Bahrein Maryam Yusuf Jamal, que ya consiguió en oro en el Mundial de Osaka.

Antes, en la carrera, la tarraconense dio muestra de su enorme potencial y corroboró su gran actuación en el Mundial donde se había metido en la final sin demasiados problemas. La española comenzó la carrera reservándose en la cola y comenzó a subir puestos en las dos últimas vueltas hasta llegar a liderar la carrera.

Ya en la última vuelta, cuando enfilaban las aspirantes al oro los últimos 200 metros, un toque de la española a la etíope Gelete Burka cuando intentaba pasarla por la cuerda acabó con las aspiraciones de la africana, una de las favoritas, que se cayó. En cambio, el percance no afectó a Rodríguez, que se repuso y logró imponer su mejor final para hacerse con el oro por delante de Jamal y de la británica Lisa Dobriskey. La española, muy tensa, reafirmó que no había hecho nada antirreglamentario, pero sus temores se vieron confirmados poco después por lo que las posiciones variaron y el bronce fue para la estadounidense Shannon Rowbury, mientras que la otra española en la final, la madrileña Nuria Fernández, ascendió a la cuarta.

Los jueces desestiman el recurso de la Federación

Tras conocerse la descalificación, la Real Federación Española de Atletismo (RFEA) ha recurrido la sanción, pero los jueces han desestimado el recurso, por lo que Natalia Rodríguez ha perdido definitivamente la medalla de oro. Así lo confirmó a TVE el jefe de prensa de la RFEA, Gerardo Cebrián. "El jefe de equipo ha presentado una apelación, pero ha sido desestimada, por lo tanto Natalia no es campeona del mundo", lamentó. Además, Cebrián indicó que fue el juez de referencia de la prueba "el que decidió descalificar" a la catalana porque "ningún país" había presentado una reclamación.

Natalia Rodríguez: "No he hecho nada antirreglamentario"

Tras su descalificación, Natalia Rodríguez ha declarado que no había hecho "nada antirreglamentario" durante la final de los 1.500 metros de los Mundiales de Berlín, donde se vio involucrada en un percance con la etíope Gelete Burka, que se fue al suelo tras tropezar con la tarraconense, que fue descalificada perdiendo su medalla de oro. "Cuando quería pasar es porque había espacio suficiente para pasar y en cuanto ve (Gelete Burka) que yo paso, se echa a un lado y nos enganchamos. Creo que no es antirreglamentario, pero el estadio se ha vuelto loco y he decidido no dar la vuelta", indicó Rodríguez a TVE.

La catalana lamentó la situación "un poco contradictoria" de que el estadio le estuviese "silbando" y no pudiese celebrar su título, y además reconoció sentirse "mal" por la africana, ante la que se disculpó al término de la prueba. "Es una situación un poco desagradable", advirtió. Además, la campeona de España de la distancia subrayó que temía por perder la medalla vistos otros casos producidos en los Mundiales. "Es un campeonato raro en ese sentido y hay muchas descalificaciones raras", afirmó Rodríguez.

Posteriormente, ante los medios de comunicación, relató que si la etíope "no se hubiera caído no habría pasado nada". "Estaba tranquila porque no soy una atleta que si no ve claras las cosas adelanta y lo hice porque había paso", reiteró. "Tengo la conciencia tranquila. Estaba contenta por mí, pero sabía que lo de ella era gordo porque optaba a ganar. No he cometido ninguna falta, pero cabía la posibilidad de que me descalificasen", sentenció la española.

Más información