Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CICLISMO

Horrillo: "He visto las imágenes y tengo claro que estoy muy contento de poder contarlo"

El ciclista vasco, ingresado en la Clínica Universidad de Navarra desde el 1 de junio tras sufrir una caída en el Giro de Italia, ha sido dado de alta

El ciclista del Rabobank Pedro Horrillo fue dado de alta esta mañana en la Clínica Universidad de Navarra, donde permanecía ingresado desde el pasado 1 de junio, tras sufrir una caída en el Giro de Italia que estuvo a punto de costarle la vida El corredor fue trasladado desde Italia a la Clínica Universidad de Navarra el lunes 1 de junio en un avión medicalizado. ""Tengo claro que tengo que estar muy contento de poder contarlo, sobre todo después de ver las imágenes del barranco por donde me caí y de lo que pudo haber sido y no fue", ha declarado el ciclista vasco.

Horillo ha racalcado que, pese a la caída, había tenido suerte: "Esto me ha pasado con 34 años. Llevo ya 11 como profesional y lo que tenía que decir dentro del ciclismo más o menos lo hecho. Sería doloroso tener que dejar el ciclismo profesional de esta manera, pero es un accidente y tendría que aceptarlo. Más doloroso sería tener que dejarlo con 23 años y con toda la ilusión del mundo en el ciclismo y quedarte con las ganas", ha apuntado. Ha agregado al respecto que "si esto supone el fin de mi carrera deportiva, lo aceptaré y no creo que suponga ningún trauma, y pasaré a lo que me dé la vida en el futuro". Un futuro que espera que sea cerca de una bicicleta: "Para mí, el ciclismo, aparte de mi deporte y trabajo, era una filosofía de vida y ahora me va a tocar cambiar. Para andar en bici y disfrutar no voy a tener problema, y desde luego mi máxima ilusión es poder subirme a una bici y disfrutar de ella y creo que en unos pocos meses lo voy a conseguir. Desde ese punto de vista no será mi trabajo el ciclismo, pero mi filosofía será parecida".

MÁS INFORMACIÓN

No recuerda nada del accidente

El ciclista comentado que no recuerda nada del accidente y del posterior rescate y todo lo que puede expresar "son versiones" de lo que a él le contaron: "En Bérgamo me daban mensajes de tranquilidad y que mi vida no corría peligro, pero como no tenía recuerdos lo vivía como una pesadilla y negaba lo que me contaban. Me sentía como un preso atado a una camilla, porque a veces mi reacción era violente y me tenían que atar para que no me arrancase las vías", ha contado.

El ciclista fue intervenido el miércoles 3 de junio de una fractura abierta compleja de la diáfisis femoral izquierda (zona central del fémur) con múltiples fragmentos desplazados, según informó ayer el citado centro hospitalario. La operación duró tres horas y consistió en una osteosíntesis (sujeción del hueso) con un clavo encerrojado (por el interior del hueso), tanto a nivel proximal como distal. Además, después de realizar una valoración del foco de la fractura, se realinearon los fragmentos desviados y se implantaron injertos óseos para completar la reconstrucción.

La operación la llevaron a cabo los doctores Juan Ramón Valentí y Pablo Díaz de Rada, director y especialista, respectivamente, del departamento de Cirugía Ortopédica y Traumatología de la Clínica Universidad de Navarra. En el transcurso de la misma intervención, el equipo del centro médico pamplonés realizó también una revisión de la fractura de la rótula y realizó un cerclaje tipo obenque (sujeción con agujas y alambres).

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.