FÚTBOL | REAL MADRID

Raúl: "Tenemos que salir sabiendo que nos van a dominar"

El delantero madridista reconoce el potencial ofensivo del Barcelona pero apela al impulso de los primeros minutos, y a la grada, para ganar el clásico

Raúl González apela a la táctica del primer golpe para derrotar al Barça. El plan es más viejo que la guerra de Troya. Consiste en formar la falange, todos compactos, correr y empujar ayudándose del apoyo psicológico de los 80.000 hinchas que alentarán al Madrid desde la grada. "Hay que aprovechar ese gran ambiente que habrá en el Bernabéu durante los primeros 25 minutos para intentar hacerles daño y, si se puede, meterles un gol", dijo Raúl después del penúltimo entrenamiento del Madrid antes del clásico más esperado de los últimos años. El primer capitán madridista, y gran factótum del club, celebró una conferencia de prensa en la que habló del partido que le espera. Reveló que el plan es emplear la fuerza física, intacta en el arranque, combinada con el apoyo de la grada. "Nosotros somos favoritos, porque jugando en el Bernabéu el favorito siempre es el Madrid", apuntó; "el ambiente nos va a empujar hacia la victoria".

Más información

"Éste es nuestro partido", señaló. "Tenemos que aprovechar el desgaste del Barcelona en estas semanas de Champions. Todo lo que no sea ganar nos pondrá en graves dificultades para conseguir el título. Para eso tenemos que salir desde el primer minuto con una intensidad muy alta".

Raúl habló sin mover mucho los labios, con el gesto tirante que le caracteriza, haciendo pocas concesiones al sentimentalismo, más bien serio, casi hierático. Recordó a una esfinge. Después de explicar su partido soñado, admitió que la realidad exige otras consideraciones. La principal apunta a la capacidad del Barça para negarle al Madrid la iniciativa: "El problema no es que los equipos que juegan contra el Barça se metan atrás. Es el Barcelona el que te mete en tu portería. Contra ellos es difícil adelantarse 30 o 40 metros y tener el balón".

"Habrá momentos en que habrá que quitarles el balón y momentos en que habrá que aguantar", reconoció el capitán, insinuando que al Madrid no le quedará más alternativa que una apasionada carga inicial y una meticulosa espera en las trincheras. "Tenemos que salir sabiendo que habrá fases en las que nos van a dominar", dijo. "La intención sobre el papel es ir a por el partido, quitarles el balón y crearles dificultades, pero será complicado".

"Nosotros tenemos fe en el trabajo que venimos realizando", proclamó el capitán. Consciente de que a su equipo le falta fútbol, Raúl apeló a lo que le queda. La pasión, la fe, el trabajo. No se inmutó cuando dijo que el Chelsea había hecho lo correcto en la ida de las semifinales de la Liga de Campeones. "Ellos hicieron su partido", dijo. "Les salió bien porque no recibieron ningún gol. Pero si el Barça hubiera marcado igual el plan del Chelsea habría sido el equivocado. Lo bueno del fútbol es que haya debate".

Las posibilidades de que el Madrid controle el juego contra el Barcelona disminuyeron un poco más esta mañana, cuando los jugadores del Madrid vieron entrar a Guti en Valdebebas. Se bajó del coche con muletas y sin poder apoyar el pie izquierdo. El esguince que sufre en el tobillo le invalidó para entrenarse, tal y como predijeron los médicos el miércoles. "Ha sido una pena", dijo Raúl; "porque en los últimos partidos ya se veía que Guti podía ayudar al equipo".

Raúl González Blanco fue el encargado de comparecer ante los medios a dos días del Clásico. El capitán, protagonista tras su 'hat-trick' del pasado domingo ante el Sevilla, analizó todos los perfiles del Clásico, aunque llamó la atención su confianza ciega en el factor campo. "Jugando en el Bernabéu, el favorito es el Madrid".Raúl fue contundente cuando se le preguntó si el Madrid podía ser campeón de Liga."Lógicamente, si ganamos el sábado tenemos más posibilidades. Pero -recordó- aunque ganemos el Barça dependerá de sus resultados", respondió.Raúl es consciente de que al Madrid sólo le vale un resultado. Ni siquiera el empate cuadraría las cuentas blancas. "Sólo nos sirve ganar", aseguró.AGENCIA ATLAS

Marcelo, centrado en el duelo

Olvidado del incidente que protagonizó con el Cata Díaz en el partido que enfrentó al Real Madrid contra el Getafe hace dos semanas, Marcelo se centra en lo que resta de Liga y da prioridad máxima al clásico de este sábado contra el FC Barcelona y lo hace con ganas, motivado por los minutos que le ha concedido Juande Ramos e impulsado por una situación personal que le ayuda a rendir mejor dentro del campo. Futuro padre de un hijo, Marcelo ha alcanzado un grado de madurez en el que han intervenido, además del técnico, Iker Casillas, Roberto Carlos y la figura de su abuelo, quien le ayudó en su ascenso al fútbol profesional. Ahora llega el clásico ante un Barça de números excelentes pero, en opinión del brasileño, que no es imparable.

"Estamos demostrando que aunque vamos por detrás de ellos, aprovechamos el momento en el que tienen un pinchazo. Ahora vienen de jugar un partido intenso ante el Chelsea. Vienen al Bernabéu, luego Champions, Liga. Es una semana en la que podemos aprovechar su bache", reconoce el suramericano, para quien el partido será el partido "más especial" del año.

Contradiciendo al capitán Iker Casillas, quien apuntó que al Madrid le hacen falta jugadores más competitivos para ganar la Liga de Campeones, Marcelo cree lo contrario. "No hace falta que dé nombres. El Barcelona también los tiene. Iker como uno de los capitanes sabe lo que dice. El resto tenemos menos experiencia, escuchamos e intentamos hacer lo que pide", añade Marcelo.

Tras hacer balance de su carrera (Marcelo fue jugador de fútbol playa, luego de fútbol sala y finalmente de fútbol once), el extremo del Real Madrid se siente cómodo en el equipo, y niega haber hablado de marcharse. "Tengo contrato hasta 2012 y me quedaré aquí. Irme sería como bajar un escalón", declara Marcelo, a quien su posición en el campo le pareció una locura cuando Juande se la transmitió. "La primera vez me sorprendió (risas). Me encantó porque en mi corta carrera siempre he mirado hacia adelante con la intención de hacer goles. El lateral es mi posición natural pero disfruto como extremo. Aunque no tengo la libertad de Robben, puedo mirar a la portería rival pero tengo obligaciones defensivas que cumplir".

Lo más visto en...

Top 50