Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LIGA DE CAMPEONES | MANCHESTER 2 - INTER 0

Con el Manchester no se juega

El Inter se apea de Europa por falta de tino y el Arsenal se impone en los penaltis al Roma

Al Manchester no hay quien le tosa . Y quien lo intenta, muere en el intento. Mordisqueó, achuchó y jugó el Inter; venció el United. Vidic y Ronaldo certificaron la defunción del equipo neroazurro, que contabiliza cuatro años cayendo en octavos de final. También se apeó el Roma para certificar el descalabro europeo de los italianos. El Arsenal se impuso en el octavo penalti .

El duelo era superlativo. El campeón de Europa y de la Premier contra el adalid italiano. Los actuales líderes, además, de ambas ligas. Las chispas también saltaban entre los banquillos, entre Ferguson y Mourinho, que se han dicho de todo menos guapos desde que se conocieron, desde que Mou le discutió a Fergie la supremacía de la liga inglesa con el Chelsea. Un dato expresivo atenazaba a Old Trafford: el United sólo se había impuesto en uno de los 13 partidos contra el técnico portugués. Pero Vidic, que se perdió el partido de ida por ver la expulsión en la final de la denominada Intercontinental -la ganó el Manchester al Liga Deportiva de Quito- se encargó de despejar las dudas a las primeras de cambio.

Manchester United 2 - Inter de Milán 0

Manchester United : Van der Sar, O''Shea, Ferdinand, Vidic, Evra, Ronaldo, Carrick, Scholes (Anderson, m.70), Giggs, Rooney (Ji Sung Park, m.85) y Berbatov.

Inter de Milán : Julio Cesar, Maicon, Cordoba, Samuel, Santon, Zanetti, Cambiasso, Vieira (Muntari, m.45), Stankovic (Adriano, m.57), Ibrahimovic y Balotelli (Figo, m.70).

Goles : 1-0, m.4: Nemanja Vidic; 2-0, m.49: Cristiano Ronaldo.

Árbitro : Wolfgang Stark (ALE). Sacó amarilla a Walter Samuel y a Sulley Muntar, del Inter, y a Rooney, del Manchester United.

Incidencias : Partido de vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones, disputado en el estadio de Old Trafford, en Manchester, ante un público de aproximadamente 68.000 espectadores

Roma 1 - Arsenal 0

Roma : Doni, Motta, Juan (Baptista, m.27), Diamoutene, Riise, Taddei (Aquilani, m.94), Pizarro, Brighi (Montella, m.120), Tonetto, Vucinic, Totti.

Arsenal : Almunia, Sagna, Touré, Gallas, Clichy, Diaby, Denilson, Eboue (Walkott, m.80), Nasri, Van Persie, Bendtner (Eduardo, m.84).

Gol : 1-1 m. 9: Juan.

Penaltis : Arsenal: Eduardo falla; Van Persie gol; Walkott gol; Nasri gol; Denilson gol; Touré gol; Sagna gol; Dialby gol. Roma: Pizarro gol; Vucinicic falla; Baptista gol; Montella gol; Totti gol; Aquilani gol; Riise gol; Tonetto falla.

Árbitro : Mejuto González (España). Mostró tarjeta amarilla a Pizarro, Motta, de la Roma y Dialby del Arsenal. Incidencias: Partido de vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones, disputada en el Olímpico de Roma.

Repasado futbolísticamente en la ida, que no en cuanto a resultado (0-0), Mourinho optó por un equipo menos ofensivo. Descartó el habitual 4-3-3 y utilizó un 4-4-2, con Balotelli como segundo punta e Ibrahimovic como única referencia. Tenía truco. La idea era que Ibrahimovic se codeara con los centrales adversarios y peinara los balones para que SuperMario [Balotelli] corriera las prolongaciones. Pero la artimaña era que siempre se inclinaba hacia el lado izquierdo. Así, se enfrentaba con O'Shea, el único zaguero del United que no es defensa natural, sino que antaño se desplegaba de medio centro pero que con los años y las múltiples posiciones que le ha descubierto Ferguson, no se sabe de qué juega. Y Balotelli lo mareó hasta que O'Shea, con la aquiescencia colegial, optó por la regla básica del zaguero: o pasa la pelota o el jugador, pero nunca las dos cosas. Seco Balotelli, Ibrahimovic se encargó de buscar la alternativa.

El United, que tiró de la vieja guardia (Giggs y Scholes de inicio) no fue el coloso que intimidó en el Giuseppe Meazza. Pero fue más certero. Lo que entonces probó durante 90 minutos con persistencia, lo consiguió anoche sin despeinarse. Vidic amagó irse hacia un lado, rehizo sus pasos y arrancó finalmente hacia delante. Vieira, con la cadera a la virulé, se resbaló y perdió el marcaje. A lo que Vidic, que no perdió nunca de vista el saque de esquina de Ronaldo, replicó con un cabezazo certero. Gol y morros de Mourinho. Reacción inmediata del Inter.

Tildado de menguante en los partidos de alto copete, Ibrahimovic repelió la chifla con rabia. Se fajó en los desmarques, batalló con dos centrales como Ferdinand y el propio Vidic, y no marcó porque la fortuna le dio la espalda. A un saque lateral, cabeceó picado y el larguero escupió el balón; a una asistencia de Stankovic, cruzó por milimetros en exceso la pelota. Y regaló un gol a Stankovic, que marró ante la presencia de Van der Saar, tan veterano (38 años) como bueno. El palo, además, también rechazó un remate acrobático de Adriano. Demasiados errores para el United, que penaliza como nadie. Scholes se la cedió a Rooney, que aguantó en el vértice del área y la puso al punto de penalti. Un cohete, engominado y cobrizo, la cabeceó a gol. Ronaldo aparece cuando el guión lo exige. Como casi siempre.

Totti, delantero del Roma, también acude a las citas importantes. Ante el Arsenal, que ganó en Londres (1-0), pidió tanto balón como protagonismo. En una de esas, caracoleó en el borde del área y se sacó un centro raso que ni Gallas, Touré ni Clichy fueron capaces de rechazar. Juan, atento, logró el gol del cojo; estaba lesionado -fue sustituido poco después- y celebró la diana con un evidente ladeo en sus pasos. Gol como despertador del partido, a las primeras de cambio. El Arsenal, desconectado en los últimos metros, no supo contestar y se remitió a la inspiración de Van Persie, anoche desbravada. Incapaces de volver a crear peligro en ambas porterías, alcanzaron la prórroga, donde ambos equipos se arrastraron, exhaustos por el cansancio. Todo se decidió en los penalties. Tonetto, en el octavo, erró y eliminó al Roma.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.