AUTOMOVILISMO | FÓRMULA UNO

Fernando Alonso estrena el R29 con el último tiempo

El piloto asturiano reaparece tras las vacaciones en el circuito de Portimao y se encuentra con Hamilton, que sufre un problema mecánico

Tras meses de espera, Fernando Alonso ha vuelto a subirse por fin a un monoplaza. El español se ha estrenado al volante del Renault R29 con el que buscará su tercer campeonato mundial en una sesión de pruebas en el autódromo de Portugal en las que se reencontró con su gran rival, el británico Lewis Hamilton (McLaren-Mercedes). Alonso ha subido al recién presentado R29 para realizar varias horas de pruebas en las que comenzó con buenos tiempos, según los portavoces del circuito luso donde salen a pista esta semana los nuevos vehículos de varias escuderías de la Formula Uno.

El suizo Sebastien Buemi (Toro Rosso) ha reeditado el mejor tiempo en la cuarta jornada de entrenamientos, mientras el R29 del español ha arrancado bien, pero ha acabado último en las pruebas. El bólido con el que Alonso intentará coronarse por tercera vez registró su mejor tiempo con un 1:31.743, a más de cuatro segundos de crono del suizo, después de completar 86 giros en el asfalto portugués, que gozó de mejores condiciones climatológicas que en las sesiones precedentes. El rival del español, el británico del McLaren-Mercedes Lewis Hamilton, actual campeón de la Fórmula Uno, ha marcado un 1:30.242, el tercer mejor tiempo, tras 81 vueltas durante las que su MP4-24 tuvo problemas mecánicos y estuvo en boxes varias horas.

Más información

El suizo Buemi, de 20 años, ha repetido sus buenas precedentes actuaciones y en la jornada de hoy realizó 128 vueltas en las que registró un mejor tiempo de 1:27.987, seguido de cerca por el alemán de la escudería Williams Nico Rosberg al lograr 1:29.729 después de 143 vueltas. Su compatriota de Toyota Timo Glock, a quien se le incendió sin consecuencias su bólido TF109 durante la mañana, realizó la cuarta mejor crono con un 1:30.878 después de completar 105 giros en la exigente pista lusa.

Primeras sensaciones de Alonso

Ayudado por la mejora de unas condiciones climatológicas que fueron malas en los días precedentes, el líder de Renault ha experimentado sus primeras sensaciones en la pista a bordo del flamante R29, que ya probó esta semana su compañero Nelsinho Piquet pero con poco éxito tras tener problemas mecánicos . Según los datos provisionales facilitados por el circuito de Portimao, el británico Hamilton, que prueba el nuevo coche de McLaren-Mercedes, ha hecho en las primeras pruebas de la sesión matinal los mejores tiempos, mientras Alonso empezaba a familiarizarse con su vehículo. Pero antes de concluir las vueltas previstas, el McLaren del actual titular de la corona de Formula Uno se paró por un fallo mecánico.

El asturiano, doble campeón del mundo en 2005 y 2006, ha rodado en su monoplaza con el sistema de recuperación de energía cinética KERS instalado pero sin activar, ya que el objetivo, según su equipo, es adaptarse a los cinco kilos de carga del aparato. Alonso, que no se ha mostrado favorable a este nuevo sistema, ya reveló el pasado lunes que lleva a cabo un plan de preparación física más rígido para bajar de peso y contrarrestar la influencia del KERS.

Las condiciones del asfalto, aún húmedo por la lluvia caída en los últimos días, no permitieron que el español probara los neumáticos lisos que, junto al KERS, son una de las novedades que la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) impone a las escuderías esta temporada. Durante los primeros entrenamientos, el monoplaza del joven piloto suizo Sebastien Buemi (Toro Rosso) ha seguido la buena línea de las jornadas anteriores, mientras el alemán de Toyota Timo Glock, tuvo un percance en su coche, en el que una fuga de aceite provocó un incendio que fue sofocado rápidamente y sin otras incidencias.

El R29 de Alonso, presentado en un austero acto el pasado lunes, tiene una línea más clásica y destaca por el aumento del tamaño del alerón delantero y la reducción en el trasero, para adaptarse a las normativas de FIA. Su visual también es novedosa, con el color rojo dominando la carrocería y el amarillo y el naranja presentes en detrimento del azul. El peso del bólido francés, incluido piloto, agua y lubricante es de 605 kilos -45 menos que el poderoso F60 de Ferrari- de los que 95 corresponden al motor, con 30 CV más que su predecesor y una cilindrada de 2400 CC.

Consulta el ranking de Fórmula 1 con todos los históricos (lalistaWIP)

Lo más visto en...

Top 50