Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
JJ 00 | VELA

Los regatistas Echávarri y Paz, oro en la clase Tornado

Los españoles vencen una categoría que compite por última vez en unos Juegos

Fernando Echávarri y Antón Paz han ganadol medalla de oro de la clase Tornado en los Juegos de Pekín 2008, tras la disputa de la regata por las medallas. La medalla de plata fue para los australianos Darren Bundock y Glenn Ashby y el bronce para por los argentinos Santiago Lange y Carlos Espínola. Campeones del mundo en Cascáis (Portugal) en 2007 y octavos en Atenas 2004, los españoles han logrado la medalla de oro en el Qingdao, sobre el Mar Amarillo, el campo de regatas de los Juegos de Pekín. Los tripulantes del barco español se han impuesto en la clase Tornado, una categoría que compite por última vez en unos Juegos.

La regata por las medallas fue ganada por los británicos Leigh McMillan y Wii Howden, que no tenían nada que hacer por las medallas, seguidos de los canadienses Oscar Johansson y Kevin Stittle. Fernando y Antón finalizaron cuartos, por delante de australianos y argentinos, lo que les daba automáticamente la medalla de oro. Fernando y Antón no quisieron problemas. Salieron en posiciones intermedias y en la ceñida inicial ya demostraron que iban a por todas, pasando por la primera baliza en el primer lugar, mientras que sus principales rivales para la medalla, los australianos y los argentinos, en un intento casi a la desesperada de dar un vuelco a la clasificación, buscaron un bordo más a tierra que no les fue bien, ya que llegaron en las últimas posiciones.

En la primera empopada y en vista de que sus rivales estaban muy por detrás, los españoles relajaron su ritmo y navegaron con un ojo puesto en su popa, donde navegaban australianos y argentinos, por lo que ya perdieron dos puestos en el paso por la baliza. Los alemanes, con opciones de medalla pese a su cuarto puesto, quedaron descartados cuando volcaron en esta empopada, lo que les dejó totalmente fuera de combate.

En la segunda ceñida ya se vio claramente que los españoles estaban marcando a sus rivales, pues les bastaba con quedar por delante, y dejó a éstos el esfuerzo de intentar superarles. Los australianos y los argentinos se dejaron ya de pruebas y se pusieron a la estela de Fernando y Antón. Tras el paso por la baliza de barlovento y al encarar la última empopada ya casi se comprobó que australianos y argentinos daban por bueno el resultado de la regata ante la fortaleza del dúo español. Se aseguraban la plata y el bronce, respectivamente.

Fernando, nacido en Santander en 1971 pero pontevedrés de adopción, probó surte primero en la clase Laser, con la que optó a representar a España en los Juegos de Atlanta'96, pero no pudo ser, por lo que decidió buscar otra clase en la que probar suerte, hasta que se fijó en el espectacular Tornado, el catamarán olímpico. Antón Paz, también pontevedrés de adopción pese a nacer en Madrid en 1976, probó suerte en principio en la clase Europe, en la que tampoco llegó a destacar. Sin embargo, estos dos regatistas estaban destinados a navegar juntos y lo que no consiguieron por separado, lo hicieron juntos cuando se decidieron a probar suerte en el Tornado, clase en la que podían juntar sus respectivas habilidades en la navegación.

"Se lo dedicamos a las víctimas de Barajas"

Fernando Echávarri y Antón Paz, oro en la clase Tornado de los Juegos de Pekín 2008, quisieron dedicar su triunfo a todas la familias de las víctimas del accidente aéreo de Madrid, en el que han muerto 153 personas. "Hoy, por un lado, es un gran día para nosotros, pero por otro un día de tristeza por todos los muertos que ha habido en el accidente en Madrid. Personalmente quiero dedicar este triunfo a todos los familiares las personas fallecidas en este trágico accidente", ha afirmado Fernando Echávarri nada más obtener el oro olímpico tras la regata por las medallas. Antón Paz, tripulante de la embarcación española, quiso también unirse en esa dedicatoria a las víctimas del accidente de avión y ha añadido que "como ha dicho Fernando, queremos dar el pésame a todas las familias que han perdido seres queridos en ese accidente".

El patrón del Tornado español ha indicado que para obtener esta medalla han "peleado lo que no está escrito durante todo el campeonato". Sobre el futuro inmediato tras esta medalla, Fernando ha indicado que "ahora mismo vamos a descansar, vamos a asimilar lo que hemos hecho hoy y después empezar a trabajar duro para poder estar otra vez en lo más alto".

Más información