JJ 00 | ATLETISMO

"He estado sufriendo tanto"

María Vasco termina quinta en la prueba de 20 km marcha cuando en los últimos kilómetros luchaba por las medallas; excepcional carerra de Pascual que termina sexta

Dos kílómetros. Esa es la distancia que le ha sobrado a María Vasco para luchar por las medallas en 20 km marcha. La española de 32 años, que disputaba sus cuartos Juegos Olímpicos, se ha quedado a las puertas del podio. En los últimos dos kilómeros no ha podido con el ritmo de la italiana Elisa Rigaudo, bronce y en los últimos metros también ha sido rebasada por la china Hong Liu y ha terminado quinta. En la cabeza de carrera la rusa Olga Kaniskina, dominadora de principio a fin con un tiempo de 1h26:31, ha conseguido el oro y la noruega Kjerstin Platzer, a sus 36 años, ha repetido la medalla de plata que había logrado en Sydney 2000. La bielorrusa Rita Turava, otrora dominadora de la prueba, se hundió, tras vomitar varias veces, en los últimos kilómetros.

Más información

La carerra, bajo un aguacero espectacular, ha sido muy dura para las atletas sobre todo para Vasco que, tras la prueba, ha confesado a TVE que corría con una contractura. " No me he encontrado bien desde los primeros metros pero he sufrido tanto que tenía que luchar, tenía que trabajar durante una hora y media después de llevar tanto tiempo sufriendo y no me podía venir abajo". Con dos avisos la corredora ha seguido luchando y ha terminado quinta y ha logrado un nuevo récord de España, 1h27:25 . Beatriz Pascual ha realizado también una carrera espectacular y ha terminado sexta y María José Povés ha entrado en el puesto 18. Las tres corredoras han resaltado la dureza de la prueba por la lluvia y han criticado el tartán que han colocado los organizadores para intentar absorber el agua. "Desastroso".

La española termina quinta en 20 km marcha
La española termina quinta en 20 km marchaEFE

María Vasco: "Esta competición va dedicada a las víctimas y sus familiares

La atleta maría Vasco ha lamentado "profundamente" el accidente de avión sufrido en el aeropuerto de Madrid-Barajas y subrayó que "la competición ha ido dedicada a las víctimas y familiares". "Nos llevamos un palo muy grande. Me enteré media hora antes de competir. Ponerme este crespón era lo mínimo que podíamos hacer. Esta competición va dedicada a esas víctimas y esos familiares", ha declarado la atleta española, que compareció ante los medios con una cinta negra en su camiseta, en señal de duelo, pese a la prohibición del Comité Olímpico Internacional. "Mis compañeras y yo lo sentimos mucho. Quiero dar mi más sentido pésame a las familias".

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50