Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
JJOO | CICLISMO EN PISTA

España saca petróleo del velódromo

Joan Llaneras y Toni Tauler obtienen la medalla de plata en la prueba de 'Madison'

El ciclismo en pista se ha convertido en un verdadero filón para España en estos Juegos Olímpicos. Tras la medalla de oro lograda por Joan Llaneras y el bronce de Leire Olaberria en persecución, la actuación de los ciclistas españoles en el velódromo chino ha proporcionado un nuevo éxito. El dúo formado por Joan Llaneras y Tony Tauler ha obtenido la medalla de plata en la modalidad de Madison tras una intensa carrera que se decidió en las últimas vueltas. Los corredores españoles concluyeron por detrás de los argentinos Juan Esteban Curuchet y Walter Fernando Pérez, que se han alzado con la medalla de oro. De este modo, España suma su noveno metal, tres de los cuales proceden de las pruebas de ciclismo en pista y otro más del ciclismo en ruta gracias al triunfo de Samuel Sánchez.

Si para alguien tiene un sabor esta plata, es para Joan Llaneras. El ciclista le ha tomado cariño al podio y en su última prueba, la de su despedida definitiva de los velódromos, logró su cuarta medalla olímpica para poner un broche de oro a su carrera. A sus 39 años, se convierte en el deportista español más laureado en unos Juegos. Tras el oro conseguido hace tres días en la puntuación individual, Llaneras había advertido que sería difícil seguir engordando su palmarés. Su compañero tradicional en Madison, Carles Torrent, se había lesionado. Con Tauler apenas había competido, era difícil ajustar los 'tempos'. Pero los relojes estuvieron en hora. Llaneras lo logró. Sumó una nueva plata, la segunda tras la conseguida en puntuación en Atenas 2004, a lo que añade los oros de este año y de Sydney 2000 en puntuación. En total un palmarés olímpico sin par en España, a lo que suma siete mundiales, cuatro en puntuación y tres en Madison, para completar un currículum de ensueño que le permitirán retirarse tranquilo, sereno, en la plenitud de sus éxitos, sin ningún reproche.

Llaneras y Tauler quedaron por detrás de otros dos veteranos, los argentinos Juan Esteban Curuchet, de 43 años y seis Juegos, y Walter Fernando Pérez, de 33. Pero los españoles aventajaron a dos rusos de prometedora carrera como los rusos Mikhail Ignatyev y Alexei Markov. A los rusos les arrebataron la plata en el último sprint. Hasta ese momento, los españoles eran bronce, un puesto que ni siquiera tenían asegurado porque los belgas Iljo Keisse y Kenny de Ketele buscaron hasta el final sumar una vuelta extra que les habría dado el oro olímpico. Y que habría apeado a los mallorquines del cajón. Pero no lo consiguieron. Mientras tanto, Tauler y Llaneras iban a lo suyo. Sumaron dos puntos en el último sprint y superaron a los rusos. Les arrebataron la plata, el segundo escalón de un podium que suena a trampolín de gloria para un Llaneras que no quiere seguir exprimiendo su talento. Y al mayor éxito deportivo para un Tauler que a sus 34 años saborea las mieles del triunfo.

Los españoles habían ganado vuelta tras el sexto sprint de puntuación. Eran los únicos que lo habían hecho junto con los argentinos, que lo hicieron tras el segundo, y los rusos, que lo habían logrado en el cuarto. Ningún otro equipo logró completar una vuelta suplementaria, lo que dejaba a los tres en franca lucha por las medallas. Las tres selecciones con vuelta en su haber debían competir por sumar el máximo de puntos, mientras el resto estaban condenadas a luchar por entrar en ese exclusivo club. Ninguna otra lo consiguió. La carrera por los metales se quedó entre argentinos, rusos y españoles. Curuchet y Pérez sumaron ocho puntos. Llaneras y Tauler siete, dos de ellos en el último suspiro. Los rusos con seis heredaron un bronce que sonaba a decepción.

"Sabe a poco"

El español Juan Carlos Higuero ha asumido satisfecho su quinta plaza en la prueba reina del mediofondo, los 1.500 metros, pero se mordía los labios cuando miraba la clasificación y se veía a 28 centésimas del bronce. Higuero decía haberse visto en el podio durante toda la carrera, gracias a su facilidad para recoger ''víctimas'' en el estirón final, pero sin premio en línea de meta, "una pena" por todo el trabajo que ha estado haciendo esta temporada. "Sabe a poco. Cuando he salido yo lo ha hecho todo el mundo, eso te tapona y pierdes fuerza ", reconoce Higuero.

"Llevo muchos años ahí, he sido regular desde hace ocho años en Sydney, he sido octavo, ahora quinto, sexto en un Mundial, bronce en otro... el balance en positivo", ha destacado el fondista, con "ánimo" todavía para plantearse un nuevo ciclo olímpico, con dos Mundiales, un Europeo en Barcelona, y en el horizonte Londres 2012. Ahora, Higuero se plantea "hacer marca", llegar a la barrera de los 3m30s y rebajar esos 3m31.57s que posee como mejor registro personal.

Más información